SUTEBA: Pese al acuerdo, contra los descuentos…

Spread the love

La docencia sigue en pie de lucha

Tras casi dos meses de lucha y luego de otro masivo paro de 48hs el 25y 26/9, el gobierno de Scioli retrocedió en sus bravuconadas y convocó al FGD (Frente Gremial Docente) porque no podían soportar un paro más. Así, el 30/9 se firma un acta para dar por finalizado este largo conflicto que se les había ido de las manos.
Esta lucha deja importantes enseñanzas. Pero primero hay que responder si como conclusión nos queda decir que nos entregaron una vez más… Nos parece que no es lo distintivo esta vez. Porque la dirigencia del FGD había perdido la iniciativa y conducción del conflicto antes del histórico 5/9, cuando la Celeste debió reconocer el rechazo al “acuerdo” en la consulta. No es poco decir que ese fue el mecanismo ideado por Baradel para levantar los paros, aparentando legitimidad.
Lo distintivo de esta lucha es que el gobierno y la dirigencia conciliadora se vieron siempre corridos por el reclamo de los docentes, obligados a hacer a cada paso lo que no querían. La lucha se asentó en dos motores que le dan impulso: la inflación que se comió el acuerdo que pactaron en marzo y la firme decisión de la base a pelear hasta el final.
El aumento que se logró arrancar al gobierno fue producto de la lucha de todos, superando la actitud de los gremios que trataron de acordar de entrada. Scioli tuvo que hacer cinco propuestas, pese a decir que no habría más aumento hasta el 2009. Dando al final más de plata que en su última “oferta”. Pero el aumento es insuficiente y podíamos lograr más si vemos que el gobierno estaba casi derrotado, pidiendo tregua y retrocediendo con el IPS…
Que hicieran descuentos no puede confundirnos, son una respuesta más de crisis ante esta lucha provincial que desubicó a Scioli a poco de asumir. Oporto quedó desgastado y debió retroceder en sus bravatas. Como tendrá que hacerlo ante el proceso de movilización impulsado desde los SUTEBA opositores para que se devuelva lo descontado.
La base estaba para más. Pero, pese a hablar de un 20% a 24%, la dirigencia siempre quiso convencernos de que no se podía pedir más. Primó el compromiso de Baradel y la Celeste de CTERA con el gobierno K. Los sucesivos choques entre el gobierno y esa dirigencia fueron expresión de la crisis política abierta, producto de la presión de la base que les desbarataba las maniobras que cada uno trataba de imponer para acordar.
Desde la Lila y Alternativa Docente, impulsamos una política de exigencia e iniciativas de lucha para dar pelea en la mayor unidad del FGD y el resto de los estatales. Exigiendo a CTERA y la CTA que acompañen. Pero sus dirigentes contribuyeron a maniatar el torrente de protesta que recorrió el país y la provincia. Por eso, desde las conducciones opositoras en SUTEBA, en particular la Lila, debemos impulsar estas conclusiones porque se ha desatado una fuerte rebeldía desde abajo que deja al gobierno en crisis y a la Celeste de SUTEBA ante el mayor desprestigio en años.
La oportunidad es mayúscula si sabemos aprovecharla, marcando la tendencia general de este proceso que enfrentó al gobierno de los Kirchner y de Scioli. Justo en plena crisis financiera, cuando anunciaban pagos al Club de París y los bonistas. Por eso, no basta pelear por consolidar esa nueva dirigencia gremial que se foguea en la lucha, sino dar pasos en construir una alternativa política, ante los viejos partidos que le dan la espalda al reclamo educativo.

Francisco Torres
Coordinador de Alternativa Docente
Integrante de la Lista Lila


Publicado

en

por

Etiquetas: