Diputados dio media sanción al Presupuesto K 2009

Spread the love

¡Que no lo apruebe el Senado!

La semana que pasó, el gobierno logró media sanción para su proyecto de Presupuesto 2009. Cristina y su esposo, jugados a ser garantes confiables de los negocios de las multinacionales, dijeron que será debatido en el Senado sin ningún cambio. La oposición parlamentaria critica los superpoderes -que el kirchnerismo quiere mantener- pero sin tocar la esencia de la propuesta oficial. Para enfrentar la crisis, defendiendo los intereses del pueblo trabajador, es necesario un presupuesto opuesto al que propone el oficialismo. El primer paso para conseguirlo es que los gremios, organizaciones sociales, políticas, estudiantiles, nos movilicemos para que el presupuesto K no salga del senado.

CCon las primeras manifestaciones de la crisis en la economía nacional, el gobierno apura la aprobación de su proyecto de presupuesto 2009. La preocupación oficial es que el vendaval de la crisis no termine diluyendo su voluntad de salvarle las papas a los grandes empresarios y banqueros. Como una desesperada carrera hacia delante, tras la aprobación que obtuvieron en la Cámara de Diputados, en estos días llevan el tema a las comisiones, con intención de que sea aprobado a mediados de noviembre.

Como un anillo para los dedos financieros

La propuesta del kirchersismo es la ratificación de la política que Cristina esbozó en cuanto micrófono tuvo al frente durante los recientes viajes al exterior. Todos los caminos conducen a disponer de los fondos para garantizar los planes de pago prometidos a los buitres internacionales, que han llevado al planeta a la crisis económica más grande en 80 años. Son alrededor de 30.000 millones los que se llevarán los banqueros. También se intentará meter mano en la Carta Orgánica del Banco Central, para usar las reservas y también destinarlas a los pagos de la deuda. Se dice que en el presupuesto se puede leer la política de cualquier gobierno. La del matrimonio K cae como anillo al dedo de los millonarios de las finanzas.

La oposición no se opone tanto

Antes del debate en Diputados, algunos de los referentes de la oposición parlamentaria salieron a cuestionar el proyecto del gobierno. Pero sólo lo hicieron en cuestiones parciales. La mayor crítica fue dirigida a los superpoderes. De las cuestiones más importantes -sobre todo en tiempos de crisis económica- no se han escuchado propuestas dirigidas a salvaguardar los intereses del pueblo trabajador. No hay un peso para aumento salarial, los aumentos para los jubilados son miserables y la ayuda social está congelada (incluso reducida en algunas áreas), cuando cualquier estudio serio revela aumento en la pobreza.
La oposición está muy preocupada por los números dibujados de crecimiento y una cotización del dólar más baja de la real. Pero de salarios, planes sociales, salud y educación, hasta el momento, nada.

Movilizarse para que el senado no lo apruebe

Los planes del gobierno van a contramano de lo que se va a necesitar. Ellos quieren que la crisis la paguemos nosotros. Como todos sabemos, los senadores son tan confiables como un mono con navaja. No van a moverse más allá del libreto, salvo que la presión popular los haga cambiar, como pasó con el “leal” Cobos.
Hay que coordinar todas las acciones posibles para rechazar el proyecto de presupuesto K y preparar un paro y una multitudinaria movilización, sobre todo de los docentes y estatales, al Congreso el día que se trate. Para que la crisis la paguen los capitalistas y la plata se destine a los de abajo.

Martín Torres


Publicado

en

por

Etiquetas: