El ojo avisor

Spread the love

¡FUKUYAMA, PONÉ TINTORERÍA!

¡Se te quemaron los libros ponja! ¡Se te quemaron todos los pelpas! Se te quemaron hasta los pelos del cul…¿Te acordás cuando la ibas de gurú? Qué tiempos de esplendor aquéllos; habías diagnosticado el “Fin de la Historia”. ¿Para qué estudiaste si después salís a decir semejantes pelotu…? ¿No te da vergüenza despilfarrar la guita que gastaron tus viejos para tener un “hijo dotor”? Claro, la mosca que te pusieron para que digas las gansadas que dijiste era grande, grande, como para salvarte vos y toda tu descendencia.
¿Pero viste como es la Historia? No termina nunca (como la Revolución, perejil) y el que empezó a descender fuiste vos. ¿Así que ganó el capitalismo cuando se vino abajo el bodrio que armaron los rusos millonarios que tus propios patrones fomentaron?
Siempre que llovió, paró (te cuento esto para que sepas porque por ahí ni de esto estabas enterado); después vinieron toda una seguidilla de desgracias para tus patrones: Serbia, Kosovo, la invasión a Irak para afanarles el petróleo y causarles medio millón de muertos civiles como “daño colateral”, las torturas y las cárceles clandestinas, Abu Graieb, Guantánamo, su ruta.
Después de repente cierran 12.000 inmobiliarias en Inglaterra, le siguen 60.000 en España … hasta que explota toda la mugre del capitalismo con las estafas hipotecarias y el hundimiento del los más importantes Bancos de Yanquilandia, Europa y tu querido Japón. ¿Y vos por dónde andabas? ¿leyendo el “Patoruzú de Oro” en el baño?
Para colmo por estas comarcas, al capitalismo le sale primero un Chávez, después un Evo, le sigue un Correa y los gringos de clase media entran a transpirar como testigo falso porque toda su burbuja se les pincha y se meten el “american way of life” en el mismísimo ojetovich. Ya pande el cúnico, desde Nueva York a Disneylandia.
Che, ponja, mirá, sólo para que no digas más bolude… y te puedas ganar un manguito decente, acá la muchachada del búnker de Valentín Alsina, hicieron una vaquita y te consiguieron un localcito en Villa Fiorito, a dos cuadras del Riachuelo, joya, para que pongas un pequeña tintorería, que debe ser lo único que sabés hacer y te la rebusqués como cualquier hijo de vecino. Pero no le pongas “Tintorería Tokio”, está muy trillado, ponele por ejemplo: “León T. siempre tuvo razón”, es más original ¿viste? Salute.

P.D.: enterado “Fuku” del generoso ofrecimiento, dijo que esta crisis del capitalismo significa el “Fin de las Tintorerías” ¡porque todo el mundo va a quedar en pelotas! ¡Por ahí es la primera vez que la emboca!
garoafinito@yahoo.com.ar

por Haroldo Da Garoa


Publicado

en

por

Etiquetas: