Filosofía y Letras (UBA): Tras 11 años en la conducción del CEFyL

Spread the love

Un balance y cómo seguir la lucha

Durante más de una década, la JS del MST fue la conducción del Centro de Estudiantes de Filosofía y Letras de la UBA, un lugar que fue vanguardia en el proceso de recuperación de los Centros de las manos de la burocracia de Franja Morada y sus aliados.
En este tiempo hemos conseguido importantes triunfos junto al movimiento estudiantil, que contrastan con los de otras facultades, en el marco de una importante crisis educativa. Filo es la única facultad del país que cuenta con todos sus posgrados gratuitos, conquista que debemos seguir profundizando puesto que la gestión de Trinchero aún intenta colocar trabas al ingreso del posgrado. También se consiguieron 1.100 becas de apuntes financiadas por la facultad, siendo la única en la UBA que ha conquistado el financiamiento estatal de sus becas. A lo largo del último año avanzamos en arrancar la licitación para que se construyan 3 nuevas aulas de Teóricos ante la situación de superpoblación y hacinamiento; y es la única sede universitaria que en trabajo mancomunado con la gremial docente consiguió rentas (más de 100) para sus docentes ad-honorem. Todo esto al calor de masivas asambleas, tomas y movilizaciones. Además, desde el CEFyL, apostamos a la construcción de nuevos espacios con el objetivo de generar diversos canales de participación estudiantil, a través del Centro Cultural “El Umbral”, las iniciativas académicas como el concurso literario Rodolfo Walsh, sumado a una multiplicidad de comisiones a lo largo del año (mujer, edificio, planes de estudio, iniciativas, …)
Si hubo algo que permitió que el movimiento estudiantil consiga estas cosas, fue que los estudiantes supimos poner por delante los puntos que servían para masificar la lucha. Avanzar sobre problemas concretos que nos afectan como estudiantes, fue a nuestro entender la mejor forma de enfrentar las políticas de vaciamiento educativo que engendra el gobierno nacional, y que cuentan con la anuencia y complicidad del rector Hallú y del decano Trinchero.

El resultado de las elecciones

El resultado de la elección le dio un triunfo a El Bloque (PO- PTS), dejó en segundo lugar a La Juntada (independientes) y en tercer lugar ubicó al Frente Estudiantil de Unidad (MST-CEPA). Las conclusiones de este resultado electoral, así como sus consecuencias políticas es algo que debemos elaborar junto con el activismo con el que confluimos durante el proceso de lucha y con aquellos que nos acompañaron durante la lucha y en la pelea electoral.
Cumplido un ciclo importante para nosotros en la conducción del CEFyL, queremos reivindicar el modelo de Centro de estudiantes que construimos todos estos años. Defender la democracia estudiantil es uno de los puntos neurálgicos para generar canales genuinos de participación, y por eso la conducción del CEFyL se ha puesto a disposición de las decisiones de los estudiantes, estando de acuerdo o no con ellas. Porque las herramientas estudiantiles, para ser efectivas a la hora de defender nuestros derechos, deben ser legitimadas por los propios estudiantes. Cuestión que se reflejó en la alta votación que hubo en la elección no obligatoria para Centro (más del 50% de los empadronados), a diferencia del resto de la UBA dónde no se alcanzó ese porcentaje en ninguna otra facultad.
El proceso de lucha que se engendró este año, puso sobre el tapete de la discusión distintos proyectos de Centro. Hubo muchos debates, dado que agrupaciones como el PO y PTS prefirieron imponer su política equivocada a costa de dividir al movimiento estudiantil, rompiendo asambleas para ganar una moción, priorizando calumniar al Centro de Estudiantes, en vez de pensar propuestas concretas que sirvan para la movilización. Estas discusiones luego se expresaron en listas distintas.
Desde el Frente UNIDAD, hicimos un llamado amplio, para fortalecer un modelo de Centro democrático, participativo y para la lucha. Lamentablemente, hubo sectores como La Juntada, que optaron por presentarse en forma dividida, dispersando la posibilidad de mantener un Centro que refleje lo expuesto. Se llegó al punto de que se presentaron 13 listas, algo inédito en los últimos años. El hecho de que quienes tenemos coincidencias importantes respecto del modelo de Centro hayamos ido en listas separadas permitió a un frente de sectarios y divisionistas, alzarse con el triunfo con un porcentaje bajo de votos.
Ante la dispersión, la lista “El Bloque” (PO +PTS) aprovechó la situación para montar una campaña de calumnias jamás vistas en la UBA. Todo su despliegue estuvo al servicio de decir que “la actual conducción del CEFyL apoyaba las reformas privatistas del decano”, o “promovía la adaptación de nuestras carreras a la CONEAU” entre otras mentiras que generaron confusión en el estudiantado. Sobre este punto, asumimos la responsabilidad de no haber explicado a fondo las importantes conquistas obtenidas, donde las reformas logradas fueron al calor de luchas concretas contra los planes privatistas.
Por otro lado, una parte importante de los estudiantes de Filo –no fue así en otras facultades- fueron convencidos durante el conflicto agrario por la campaña del gobierno o por las posiciones abstencionistas de una parte de la izquierda que objetivamente se colocó en el campo del gobierno. A partir de esto, El Bloque fue tergiversando nuestras posiciones, diciendo que “apoyamos a la Sociedad Rural”, sin mencionar nuestro apoyo a la lucha de los pequeños productores y nuestro enfrentamiento al gobierno y a las grandes patronales y pooles del campo. También pesó en el resultado que obtuvimos el desgaste lógico que toda conducción tiene, sobre todo cuando se mantiene durante tanto tiempo.
Evidentemente, no pudimos demostrar al conjunto de los estudiantes lo que estaba en juego: qué tipo de Centro necesitamos para defender y conquistar nuestros derechos.
No obstante, si bien “El Bloque” ganó con sólo el 24% de los votos, no logró ganar en las elecciones simultáneas de Juntas de Carrera, donde los estudiantes votan masivamente, porque son obligatorias. Allí, ninguna lista obtuvo una mayoría clara.
Las conclusiones de esta elección deben servirnos para reagrupar fuerzas en pos de recuperar nuestra herramienta gremial e incluso de modificar aspectos en los que pudimos haber errado, para lograr una mayor participación. Señalamos esto porque ya conocemos la impronta que pretenderán darle al CEFyL, quienes obtuvieron el triunfo: un Centro vaciado de participación al servicio de garantizar la imposición de políticas equivocadas. Con ese centro se va a dificultar no solo la participación sino también la movilización y la posibilidad de tener un CEFyL que defienda las conquistas obtenidas y que logre nuevos triunfos en las peleas que se avecinan.

Resultados

El Bloque (PO-PTS) 24,6%, La Juntada (Colectivo de Izquierda, Plan B, Prisma, Un Solo Grito) 20,72%, UNIDAD (MST-PCR-IS- 29 de Mayo)13,2%, En Acto (Indep.)10%, Simón Rodríguez-Mov. Evita 6,36%, La Mariategui 5,2%, Libres del Sur 3,91%, Nuevos Encuentros 3,64%, Los Necios (PC) 3,6%, Puesteros de Filo 3,3%, LSR 2,1%, Pasado y Presente 1,6% y MAS 1,56%.

Nicolás Mayr


Publicado

en

por

Etiquetas: