Propuestas para una jubilación digna

Spread the love

Las AFJP son un curro. Pero el proyecto de Cristina no soluciona el problema de los trabajadores y jubilados porque sus fondos irán a parar a manos de los acreedores internacionales. Necesitamos un verdadero sistema de jubilaciones estatal, único, controlado por los trabajadores y jubilados, con las siguientes medidas:

* 82% móvil. La mayoría de los jubilados cobran haberes que los colocan por debajo de la línea de pobreza. Es necesario garantizarles el 82% móvil, para que no sigan siendo víctimas de los peores padecimientos, luego de años de agachar el lomo. La edad jubilatoria debe ser de 60 años para los varones y 55 para las mujeres.

* Fondos solo para jubilaciones. Hay que prohibir que los fondos se utilicen para otros fines que no sean el pago de jubilaciones. No alcanza con poner limitaciones que luego ejercerán los bloques parlamentarios de los mismos que dejaron correr el sistema privado: PJ, UCR y sus cómplices.

* Control de fondos por representantes electos democráticamente. No pueden ser ni los funcionarios ni los burócratas quienes controlen nada, sería como darle al lobo la tarea de cuidar a las ovejas. Hay que establecer un mecanismo de postulación y elección democrática de los encargados de controlar representando a trabajadores y jubilados, con mandatos revocables. Nadie mejor que los propios interesados para administrar y cuidar su jubilación.

* Ni un trabajador sin empleo. Los empleados de las AFJP no deben pagar los platos rotos, ni por las medidas gubernamentales ni por los curros de sus patrones. Deben ser incorporados a la Anses en su totalidad.

* Investigación a las AFJP. Hay que investigar a cada administradora, determinar los curros que hicieron y obligarlos a que devuelvan cada centavo, penando con cárcel a los que se enriquecieron a costa de los jubilados. Hay que expropiar a las AFJP sin pagar un centavo. También hay que renacionalizar a las ART.

em an�i� 0���tización de las jubilaciones, salimos decididamente a oponernos, desarrollando una intensa actividad durante meses. Desde febrero de 1993 impulsamos una campaña por un millón de firmas exigiendo una Consulta Popular, porque “El futuro de nuestras jubilaciones no puede quedar en manos del Congreso, ni mucho menos en los decretos del gobierno. Los únicos que tenemos derecho a decidirlo somos los trabajadores y jubilados”(1). Decenas de miles de volantes llegaron a los trabajadores de los gremios. Por ello “Llamamos a movilizar exigiendo que el sistema jubilato-rio sea estatal y único, es decir, financiado por el Estado y controlado por trabajadores activos y jubilados”(2)
Denunciamos el rol de la CGT, “que está prendida en el curro, cobrando comisiones sobre cada afiliado. (…) En el gremio Químico trabajan para San José; los burócratas del Chacinado para Activa; los de Sanidad y la UOM son “promos” de Claridad.”(3)
Como parte de esa campaña pegamos miles de obleas que decían: “Anótese en la Estatal”. Participamos e impulsamos movilizaciones y todo tipo de acciones unitarias para impedir esa estafa.
Hoy, cuando sale a la luz que el régimen de jubilación privada no posibilita una remuneración digna después de una vida de trabajo, y cuando gracias a la timba financiera los ahorros de los “jubilados privados” se esfuman, queremos recordar lo que advertíamos en 1994: “Usted no puede opinar sobre cómo y dónde invierten su plata. (..) Si hay devaluación, usted pierde. Si quiebran los bancos, usted pierde. Si cae el plan económico, usted, pierde. O sea: ante cualquier imprevisto, el único que pierde es usted.”(4)
Con muchos compañeros compartimos la opinión y permanecimos en la estatal. Otros consideraron que estábamos exagerando y se pasaron a la privada. El tiempo demostró que teníamos razón.

(1)-(2)-(3)-(4) Las citas corresponden al periódico del MST antecesor a Alternativa Socialista, cuyo nombre era Semanario Socialista, Nºs: 39 (24/02/93), 40 (3/03/93), 90 (11/05/94) y 95 (15/06/94).


Publicado

en

por

Etiquetas: