Dirigentes petroleros firmaron la paz social…

Spread the love

Rebajas salariales y subsidios para las empresas

La semana pasado los trabajadores petroleros sufrieron una nueva embestida. Pero esta fue hasta el hueso. Los gremios y la patronales firmaron un acuerdo suspendiendo todo tipo de reclamo por seis meses, a petición del gobierno de los K y con la bendición de los gobernadores Das Neves, Peralta y Sapag.

Es más. Mansilla (Sec. Gral. de los Petroleros de Chubut) manifestó que“…estaba dispuesto a aceptar una baja de cuatro horas diarias laborales y vianda, con tal de no sufrir despidos. Bajar cuatro horas equivale a una reducción salarial del 30 por ciento. Igual, eso no creo que ocurra», dijo Mansilla.
Estos son los dirigentes que la semana pasada se rasgaban las vestiduras porque el “fallo de la Corte” iba contra el movimiento obrero y su poder de concentración. Parece que una semana les alcanzó para olvidar esa “concentración” tan defendida. ¿Con quién consultaron para tomar esta determinación y firmar este acuerdo? ¿O acaso no saben esos dirigentes que el salario es “intangible”, que no puede ser tocado, que no puede deducirse, retenerse o compensarse suma alguna que rebaje el monto de las remuneraciones (Art. 131 LCT).
Es importante recordar que las normas laborales son indisponibles para las partes (art. 7, 12 LCT) esto quiere decir que no se puede renunciar ni aceptar condiciones distintas o menos favorables de las que ya venían teniendo los trabajadores. Que no se pueden renunciar derechos. Que los dirigentes deben cumplir con el mandato de las bases (Art. 8 Inc. b y 20 Ley de Asociaciones Sindícales). ¿Dónde estaban esos dirigentes que no corrieron a sentarse, como ahora, en la mesa con las empresa cuando el barril de petróleo alcanzó casi los US$ 150, para pedirle “…participación en las ganancias… con control de la producción y colaboración en la dirección…” (Art. 14 bis Constitución Nacional) a las empresas?
Además mienten, se pregona que este acuerdo es para frenar los despidos. Primero tenemos que ver en que se basan las empresas petroleras para despedir, porque de ninguna manera esta merma en el barril de petróleo significa que las empresas no ganen. Vienen acumulando ganancias siderales con todas las prebendas que este gobierno y sus antecesores le han otorgado. Pero ante una posible merma en sus ganancias el gobierno les garantiza mantener su rentabilidad, no ya con subsidios desde el estado sino con nuestros propios salarios. Y todo en nombre de la crisis. Crisis que parece que solo pagamos los de abajo, los trabajadores. Los K utilizaron estos acuerdos como globos de ensayos para poder aplicar estos ajustes en los salarios para otros gremios. La burocracia está expectante, no se atreve a dar el zarpaso. Dijo La Nación “…Distintos gremios que integran la CGT descartaron que pueda reproducirse en otros sectores un acuerdo social con los empresarios y el Gobierno como el que ayer se rubricó entre las compañías petroleras, los sindicatos y el Ministerio de Planificación Federa”. Saben que esto es un robo más a los trabajadores, que no tiene ninguna otra justificación que la de subsidiar a las empresa con sus salarios. Por eso no debemos permitir más semejante cosa. Si hay crisis que la paguen las empresas, Los salarios no pueden ser tocados para subsidiar a las patronales. Estos dirigentes que hablan de la “concentración sindical” antes de pedirla que la practiquen con quienes supuestamente representan. Que no firmen más acuerdos de este tipo ni de ningún otro sin consultar a las bases. Nuestros salarios son intocables. No permitamos que nos roben más.

Raquel Coronel


Publicado

en

por

Etiquetas: