Elección docente en Buenos Aires

Spread the love

Grandes triunfos de la oposición

El 27/11 se eligió en Bs. Aires a los representantes docentes para el Tribunal de Clasificación Centralizado y los Descentralizados, órganos que fijan los puntajes, entre otras funciones. Una elección muy importante, tras 18 años sin poder ejercer esta selección democrática. En particular, porque cada región concentra a tantos docentes como los de algunas provincias.
Para los Descentralizados de 5 regiones, se presentaron listas de oposición a la Celeste de SUTEBA y a la lista 50 de FEB. En Región 1, con sede en La Plata, se presentó la unitaria lista 10, mientras Tribuna Docente dividió con su lista 7. En Región 3 (Matanza), la lista 4 de abril. En Región 4 (Quilmes, Berazategui y Varela), la 88 “Unidad independiente por la Escuela Pública”, igual que la lista 5 de Región 5 (Echeverría, Ezeiza y Brown). En Región 19 (Mar del Plata), la 99 “Docentes Independientes” con compañeros que forman la Lila.
En cuatro de estas regiones, la oposición triunfa en forma categórica, mientras en La Plata, la 10 aplastó y queda a 80 votos de ganar la Región 1, frente a una FEB que se recupera en Berisso, Brandsen y Magdalena.

El gobierno y la Celeste, los grandes derrotados

Al votar todos los docentes y no sólo los afiliados, la derrota a la burocracia es más categórica. Esto se vio en junio en Entre Ríos con la lista 26; igual que en Santa Cruz y Neuquén cuando se eligieron las Vocalías docentes.
Nuevamente, la gran derrotada es la Celeste, a pesar que el gobierno hizo todo para complicar la votación, creyendo favorecer a la lista “oficial” con una baja participación. La Celeste quiso ocultarse bajo el nombre de “Frente Gremial Docente” y el logo de SUTEBA, pero fue vista como la más pro gobierno K por la docencia que sufre el ajuste.
Contra ese aparato se disputó, reforzando el triunfo y resaltando el contenido político que éste refleja. La Celeste -que responde a Yasky y Baradel- quedó última en Región 4 con 3.200 votos menos; salen terceros, lejos en La Plata (1.160 votos abajo) y en Región 5 (a 1.300 votos); y son segundos en Matanza (1.100 votos abajo) y Mar del Plata (530 votos menos).
Las opositoras listas 10, 88, 5, 4 y 99 fueron un canal para expresar la bronca hacia el gobierno y a las cúpulas gremiales que frenan las luchas. La FEB disputaba la Región I por algunos votos; fue segunda en Región 4 y 5; y últimos en la 3 y 19. Pero al reacomodarse como más “opositora” a Scioli y los K, logran superar a la Celeste en la mayoría de regiones del interior y varias del conurbano. Estos resultados, junto a los triunfos de la oposición, implican una de las mayores derrotas de la Celeste en los 20 años del SUTEBA.

La lección de la unidad, al servicio de un proyecto democrático y de lucha

La oposición hace su mejor votación en el conurbano y baja en localidades del interior donde no hubo tanta lucha o las cúpulas son menos cuestionadas por ausencia de oposición. Sólo en dos regiones hubo cuatro listas: en Región 5, una lista funcional a las autoridades y en La Plata, la 7 de PO. Allí la división fue grave: el PO salió último, pero su divisionismo contribuyó a que una oposición que suma el 45% en la Región I quedara a poco de ganar el Tribunal. En Lomas y Gral. Sarmiento, donde el PO está en la directiva de SUTEBA con otros grupos sectarios, decidieron no presentar lista. Quizá porque veían probable un retroceso a causa del desgaste de su modelo de conducción y optaron por no disputar con una alternativa a la Celeste y la FEB que lo dejara en evidencia, obligando a una autocrítica y replanteo de su proyecto gremial, al que se han venido negando.
Pero esta elección mostró a todos que se puede ganar, provocando el festejo en las escuelas. Dando un nuevo golpe que debilita aún más a la alicaída burocracia Celeste, de cara a la elección del SUTEBA. Siendo también un alerta para el gobierno, ya que la unidad y práctica de lucha de una oposición que supo ubicarse en la vereda de enfrente del gobierno K, está en la base de estos triunfos.
El desafío es avanzar en unidad. Superando el sectarismo y la autoproclamación que sólo favorece a quienes se dice combatir. Pero también al oportunismo que cede a la Celeste y al gobierno bajo el argumento del supuesto avance de “la derecha”.
Así lo planteamos desde la Lila bonaerense, con un llamamiento amplio a formar una lista de oposición a la Celeste para el 2009. En el camino de los triunfos en Santa Cruz, Neuquén o Entre Ríos. Con una oposición que avanza nacionalmente, en una dinámica favorable a la que debemos contribuir. Promoviendo un modelo sindical democrático, de unidad, lucha y participación. Con un programa que recoja las lecciones de las grandes luchas del 2007 y 2008. Y la representación genuina de todos.
Preparando las medidas para el no inicio 2009, como impulsamos desde los gremios, seccionales y dirigentes referenciados en la Lila. Para enfrentar la política del gobierno K y los gobernadores de hacernos pagar esta nueva crisis de un sistema agotado. Lo que también demanda la mayor unidad.


Francisco Torres

Ver notas

A los Tribunales, gran votación en la Región I: Triunfazo de la Lista 10 en La Plata

Entre Ríos: Que se respete la voluntad de los docentes

Santiago del Estero: Paro docente


Publicado

en

por

Etiquetas: