Con escaso quórum

Spread the love

Diputados aprobó el paquete anticrisis

Con 129 legisladores sentados y gracias al quórum brindado por el nuevo kirchnerista Borocotó, diputados aprobó el paquete “anticrisis” de Cristina. La oposición tradicional se quejaba en los pasillos acusando al gobierno de querer hacer caja y favorecer el blanqueo de capitales truchos. Según el gobierno este paquete beneficia a los trabajadores. Sin embargo es aplaudido por los grandes empresarios y funcionarios del kirchnerismo. ¿Cuál es la verdad? ¿Qué nos traerá este paquete?


Escribe Gerardo Uceda

Mientras Cristina se pasea con el gobernador de Mendoza y una extensa comitiva por las frías calles de Rusia intentando abrir nuevos mercados, en nuestro país los legisladores del Frente Para la Victoria, con la ayuda de Borocotó, aprobaron el paquete anticrisis.
De nada sirvieron las lágrimas y lamentos de la oposición tradicional que desde Solá, hasta Carrió, desde el Pro de Macri hasta la UCR, vertían en los pasillos del Congreso. Ellos recalcan que el blanqueo permitirá amnistiar el delito de evasión tributaria y otros, como los de funcionarios que recibieron coimas y giraron la plata al extranjero. Además argumentan que es un intento para juntar plata para la campaña del 2009.
Ambas cosas son ciertas y tienen fundamento, porque las denuncias de operaciones sospechosas de lavado de dinero se han incrementado en los últimos meses bajo este gobierno, por ejemplo la Unidad de Información Financiera desde el 2002 hasta diciembre de 2007 recibió 4.032 denuncias (datos de La Nación 8/12/08), pero en los últimos 9 meses ya llegan a 900 denuncias. Pero esto no es el objetivo esencial del paquete.

El que calla otorga…

Lo que no dicen estos “opositores” es que todas las medidas están destinadas a salvaguardar las ganancias del sector empresarial y a juntar plata para asegurar los pagos de la deuda externa, que son muy abultados en el 2009. Ya hemos escrito en estas páginas que tanto la moratoria de deudas e impuestos, el blanqueo de capitales del exterior, las rebajas de las contribuciones patronales como el plan de obras públicas, son todas medidas que centralmente van a beneficiar a los empresarios, ya que nada garantiza que los que saquearon a la Argentina y que se beneficiaron en los últimos años con ganancias fabulosas por los precios de las materias primas y por el dólar en 3 a 1; esos empresarios que al contrario de lo que nos quiso vender Cristina, no derramaron ni una gota ni redistribuyeron un peso de sus ganancias, sino que aumentaron la brecha ya amplísima entre ricos y pobres; justo ahora que se ven “acorralados” por la crisis económica mundial, vayan a distribuir un solo peso para beneficiar a los trabajadores.
A quien benefician las medidas del gobierno se nota claramente cuando uno ve a la presidenta rodeada de banqueros y empresarios aplaudiendo el paquete. Aparte de las medidas mencionadas, hace pocos días anunció que invertiría $300 millones para financiar paquetes turísticos a través del financiamiento con tarjetas de crédito. Es una burla: cientos de miles de trabajadores en el país ven peligrar su empleo o están siendo suspendidos o despedidos y el gobierno pone plata para financiar a operadores turísticos y a salvar el movimiento de las tarjetas de crédito (que se ha caído más del 30%) cuyos dueños son los bancos. Pero más bronca da al ver de dónde saldrá esa plata; no crea que la pondrá el FMI o el BM, nada de eso, la sacarán de fondos del ANSES. Sí, como leyó compañero. Desfinancian el ANSES para proteger las ganancias de los grandes operadores turísticos y las tarjetas de crédito de los bancos.
Otro punto del paquete anticrisis es el subsidio encubierto (descubierto?) a la venta de automotores. Ahora el gobierno financiará por adelantado el 80% de la venta de autos, es decir los que compren un auto de este nuevo “plan de ahorro previo” deberán juntar el 20%, el resto lo pone el estado. Es decir las automotrices recibirán al contado, el 100%. No hay que ser muy lúcido para saber de dónde saldrá la plata de la financiación ya que las cuotas son fijas y sin interés.
Eso sí, Cristina anunció que iban a hacer también una canasta navideña a menor costo en los supermercados, a precios subsidiados ¿Quiere adivinar otra vez quien pagará ese subsidio? Sí adivinó, seremos nosotros. Esta vez para aumentar las ventas y asegurar la ganancia de otros pulpos: las grandes cadenas de supermercados.

¿Contradicciones?

Cuando hace meses la presidenta se enfrentaba a los chacareros, acusándolos a todos ellos de ser la oligarquía y de andar en 4×4, no dudó en organizar y pagar para intentar movilizar (sin lograrlo) a sectores populares en contra de los agricultores. Hoy que todo el mundo reconoce que la crisis internacional es grave, que las consecuencias las pagaran los trabajadores y pueblos, con despidos, suspensiones y ajustes salariales. Pero ahora Cristina en vez de llamar a movilizar en contra de las medidas de ajustes y despidos de las patronales, hace lo contrario, se rodea de empresarios, invierte toneladas de dinero en subsidios para ellos, como ya hemos visto, y sólo atina a suplicarles a los capitalistas que no sean tan duros con los trabajadores.
Pero no nos dejemos engañar por falsos discursos y movilizaciones pagas, para desengañarse basta escuchar el discurso de Néstor Kirchner en la conmemoración del primer año de gobierno de la presidenta, cuando dijo que “la Argentina garantizará la totalidad de los pagos de la deuda para este 2009” y que invertirá “todos los recursos necesarios para hacerlo”. Más clarito échele agua.
Se enfrentó a principios de año con los chacareros para conseguir más plata de las retenciones para pagar la deuda, ahora que los chacareros no quieren vender la soja a $640 y Néstor ve que se está perdiendo el 30% de esto, que significa cerca de $ 3.000 millones, no tiene problemas en dejar correr que les bajaría el 5% de retenciones con tal que salgan a venderla al exterior… para recaudar más y pagar más ¿Y el plan anticrisis? ¿Por qué estimular las ventas? ¿Sólo para beneficiar a los grandes empresarios? en parte sí y en parte porque si cae el consumo, cae la recaudación por IVA que es el principal ingreso que sostiene el superávit de los Kirchner con el que pretenden pagar la deuda.
Como ve compañero, no hay contradicciones, salvo en las palabras. En los hechos, el gobierno siempre apunta a lo mismo, a que en esta monumental crisis se salven los de arriba y la paguemos los de abajo.
Desde estas páginas ya hemos insistido en que los trabajadores y el pueblo necesitamos lo opuesto. Necesitamos un paquete anticrisis que nos beneficie a los de abajo, con la anulación del IVA a los productos básicos, impidiendo por ley los despidos, repartiendo las horas de trabajo en jornadas de 6 hs. con igual salario, con subsidios a los trabajadores, con rebajas en las tarifas para jubilados y desocupados, con un aumento salarial de emergencia, etc. Para medidas como éstas sobra la plata, están los más de 19.000 millones de dólares que los Kirchner se disponen a pagar, está el superávit fiscal, están las reservas del banco central y hay que agregarle un nuevo diseño tributario que haga que paguen más los que más tienen, con impuestos a la riqueza, a las ganancias, a las propiedades suntuarias, etc. etc. Son medidas como éstas las que necesitamos los trabajadores y el pueblo para afrontar esta crisis económica y no este paquetazo que quiere imponernos Cristina y su gobierno.


Publicado

en

por

Etiquetas: