Santa Cruz

Spread the love

Castigo y cárcel común a Varizat

Priscila Ottón. Sec. DD.HH. y Relaciones Institucionales. Comisión Directiva ATEN Capital

Finalmente, la justicia santacruceña resolvió iniciar el juicio al criminal Varizat.
Este personaje nefasto, símbolo de toda una época de kirchnerismo en la provincia, atropelló de forma brutal a una veintena de trabajadores movilizados, el 17 de agosto del año pasado. Los intentos por garantizarle impunidad se sucedieron desde el principio. Sin embargo, la movilización sostenida y la campaña desplegada por la ADOSAC, finalmente lograron sentarlo en el banquillo de los acusados. Es claro que no está dicha la última palabra e indudablemente ningún trabajador puede confiar en la justicia de este poder político “lupinero”. Sin embargo, es un paso importante haber logrado llevar a juicio a este criminal. Está claro que prepararon un operativo de impunidad para garantizar la “protección” de uno de los personeros más salvajes del poder K en la provincia. La fecha de realización del juicio sobre el final del ciclo lectivo y el cierre del año; la convocatoria casi sorpresiva; al principio, la negativa (por una chicana legal) de permitir a las víctimas ser querellantes. Son todas piedras en el camino de la lucha por justicia que nos va poniendo este régimen. Sin embargo, este criminal, no se las está llevando de arriba, ya que sí o sí tendrá que recibir una condena por el atentado que protagonizó.
Para arrancar justicia, la consigna es no aflojar
Cuando esta prensa llegue a lugares de trabajo y estudio, barrios y distintas provincias, estará concluyendo el juicio al criminal. Mucho se luchó para llegar a esta instancia. El último viernes, la filial de ADOSAC de Río Gallegos llevó adelante una medida de fuerza, con movilización a la Cámara donde se desarrolla el proceso. El inicio del proceso fue en medio de piquetes con quema de gomas, forcejeos con la policía y escándalo. Logramos imponer algunas condiciones mínimas: las víctimas como querellantes, el ingreso de trabajadores y dirigentes gremiales a las sesiones y una presión política muy
importante sobre el tribunal. Lo más probable es que el fallo no esté a la altura de las exigencias de las víctimas y de las organizaciones que nos movilizamos contra la impunidad. Por eso, la consigna es no aflojar y llevar hasta el final la pelea por castigo y cárcel común a Varizat.


Publicado

en

por

Etiquetas: