Gaza: la masacre que conmueve al mundo

Spread the love

¡Abajo el Estado racista y colonial de Israel!

¡Por una Palestina laica, no racista y con amplios derechos democráticos para todos sus habitantes, árabes o judíos!

Estas propuestas políticas, que ha venido sosteniendo nuestra corriente, las explicábamos
así en el periódico Avanzada Socialista del 24/10/73:“Entendemos que lo más correcto es apoyar la creación -en el territorio que hoy ocupa el Estado sionista- de un único Estado Palestino, laico, no racista y con amplios derechos democráticos para todos sus habitantes. Estado laico significa que no estará basado ni sostendrá ninguna religión oficial, ni islámica, ni judía, ni cristiana. Un Estado Palestino laico no se basará ni en el ‘Antiguo Testamento y los profetas de Israel’ (como es el caso del actual Estado sionista), ni tampoco en el Corán (libro sagrado de la religión islámica y que regla la Constitución y las leyes de varios Estados árabes). Al mismo tiempo, garantizará a cada uno de sus habitantes, total libertad de practicar el culto que desee o de no tener ninguna religión si así lo prefieren.
“Este Estado Palestino laico suprimirá los privilegios, discriminaciones y persecuciones raciales que existen hoy en el Estado sionista y garantizará a todos sus ciudadanos -sean de origen árabe o judío- iguales derechos democráticos: libertad de hablar y enseñar su lengua natal y de publicar en ella su prensa y sus libros, no discriminación en los empleos públicos o privados e igualdad de salarios, igualdad de elegir y ser elegidos en cargos públicos o sindicales, árabe y hebreo como lenguas oficiales, etc.
“Algunos lectores podrán planteamos la siguiente objeción… ¿Por qué la consigna de un único Estado Palestino? Esto garantizaría el derecho a la autodeterminación de los árabes, ya que ellos podrían ser mayoría en ese Estado. ¿Pero eso no lesionaría el derecho a la autodeterminación de los judíos…? La respuesta es muy simple: los marxistas revolucionarios defendemos el derecho a la autodeterminación de los oprimidos, no de los opresores…
“El caso de Israel es parecido al de Rhodesia, Sudáfrica o al de Argelia antes de la revolución. Igual que en esos casos, el imperialismo ‘importó’ a una minoría colonizadora que despojó a millones de nativos de sus tierras y sus derechos nacionales y humanos. Igual que en Sudáfrica, donde los negros son encerrados como ganado en ‘reservas indígenas’, millones de palestinos viven en la miseria de los ‘campamentos de refugiados’ del Líbano, Siria y Jordania. Por añadidura, son víctimas de masacres perpetradas por los sionistas o sus cómplices árabes… Los palestinos que quedaron en Israel son sometidos a un régimen de terror nazi…
“¿Quiénes son, entonces, los opresores y quiénes son los oprimidos? ¿Quiénes tienen derecho a la autodeterminación? Aquí la cosa es simple y concreta: lo primero e inmediato es restituir al pueblo oprimido su tierra y sus derechos nacionales y democráticos. Al mismo tiempo, garantizar a todos los judíos que quieran vivir en paz y fraternidad con los árabes y sin explotarlos, a todos los judíos que no quieran ser carne de cañón de Dayán y el imperialismo yanqui, la completa igualdad de derechos democráticos como ciudadanos de un Estado Palestino, democrático, laico y no racista.”

Fabio Marucci


Publicado

en

por

Etiquetas: