Los metalúrgicos de Villa Constitución vuelven a ser un ejemplo

Spread the love

Todos con Paraná Metal

Las consecuencias de la crisis económica se están haciendo sentir de manera cada vez mas fuertes en toda el área del cordón industrial de Rosario y Villa Constitución. Una ola de despidos y suspensiones, que viene encontrando una fuerte resistencia por parte de los trabajadores, recorre las principales fábricas de la región. Desde hace más de un mes le toco el turno a Paraná Metal, una importante fábrica de producción de fundición en gris para la industria automotriz.

Una tradición de lucha

Este establecimiento fabril, radicado en Villa Constitución, tiene una larga historia de lucha contra los planes de las patronales y la burocracia sindical de la UOM nacional. Conocida por su antiguo nombre, Metcon, fue una de las tres fabricas que protagonizaron aquella epopeya histórica del movimiento obrero argentino conocida como “el villazo” en 1975 que marco el punto mas alto del desarrollo de la dirección sindical clasista de los 70, la cual fue posteriormente golpeada por la represión feroz llevada a cabo por la Triple A y posteriormente la Dictadura Militar.

El origen del actual conflicto

En los primeros días de diciembre del 2008 la patronal da el anuncio que todos ya vislumbraban: la suspensión por un mes de la totalidad de los 1200 trabajadores sin percibir salario ni aguinaldo, la paralización completa de la producción y la amenaza de cierre definitivo de la fábrica. El 80 por ciento de la producción de la fábrica se exporta a la industria automotriz brasilera, que con la recesión y la devaluación del Real redujo notablemente sus compras. Paraná Metal, una empresa que se fundo en 1957 y en el afán de ganancia jamás invirtió en capital fijo para su renovación tecnológica, hoy se encuentra prácticamente obsoleta para ser competitiva en el mercado. Como es habitual, la patronal pretende descargar las consecuencias de esta crisis en los trabajadores y sus familias. Pero estos, están dando muestras que la tradición de lucha heredada del “villazo” sigue más vigente que nunca, dando una heroica pelea para lograr la reincorporación y la puesta en marcha nuevamente de la fábrica.

Innumerables muestras de apoyo popular

Desde hace más de un mes se montó un campamento en la puerta del establecimiento, el cual es un punto de referencia para las expresiones de solidaridad de todas las organizaciones populares de la zona. Es aquí donde surge con fuerza la comisión de mujeres en lucha, que con la consigna “si una mujer avanza ningún hombre retrocede”, ha sido un ejemplo de organización y combatividad. Es desde aquí, donde los trabajadores mediante el método de la asamblea fueron decidiendo cada uno de los pasos dados durante el conflicto, como aquella histórica marcha de mas de cuatro mil personas que recorrió todo Villa Constitución recibiendo el apoyo de todas las fuerzas vivas de la ciudad, los masivos festivales artísticos que se realizaron en el acampe y la también histórica confluencia con los chacareros del sur santafesino nucleados en la Federación Agraria, que luego de un gran acto al costado de la autopista a Buenos Aires, termino cortándola completamente durante toda una jornada.
Este ultimo hecho, contó con la amplia difusión de parte de la prensa local y nacional, y fue además un acierto muy importante de la conducción actual de la UOM de Villa Constitución que permite empezar a transitar el camino de unidad de los sectores que hoy son vanguardia en la lucha contra los planes del gobierno y el imperialismo y fue un ejemplo práctico de cómo disputar a los sectores medios del campo para una política a favor de los intereses de la clase obrera santafesina. Fue tal el impacto que tuvo, que el gobierno nacional, aterrorizado porque el ejemplo se extienda hacia otras empresas y fábricas en conflicto, tuvo que tomar seriamente el conflicto en sus manos y empezar a hacer propuestas que hoy están planteando una posible solución.

Mantener la unidad de los trabajadores

Al cierre de esta edición se esta trabajando un probable acuerdo que será tratado en asamblea el día miércoles 21 para ser puesto luego votación de todos los compañeros. El mismo consiste en la reapertura de la fábrica garantizando el trabajo de todo el personal (efectivos, contratados y contratistas), el pago íntegro e inmediato de los salarios y aguinaldos adeudados durante todo el período de conflicto, mantener el nivel salarial actual pero no acceder a los futuros aumentos pactados por la UOM y la cámara metalúrgica desde ahora y hasta febrero de 2010. Este último aspecto se rediscutiría en caso de una disparada inflacionaria. En relación a las suspensiones, solo se aplicarían de manera rotativa a medida que se van reparando y manteniendo los distintos sectores de trabajo y con una reducción salarial del 30% de los salarios en esos períodos. El gobierno nacional aportaría 600 pesos por cada trabajador en forma de subsidio a la empresa y bolsones de alimentos para cubrir el desfasaje en relación a la canasta básica.
Es fundamental que los compañeros de la UOM informen en detalle a la base los alcances de este posible acuerdo, para que sean los trabajadores en su conjunto, sin ningún tipo de presión y en unidad, quienes decidan libremente. Independientemente de lo que se decida, lo fundamental es mantener la unidad de la fábrica, porque este fue solo el primer capitulo de una crisis que vino para quedarse y preanuncia nuevos enfrentamientos. Desde el MST provincial, como lo hicimos desde un principio, vamos a seguir a disposición de esta lucha para acompañar a los trabajadores hasta la victoria.

Fernando Villoslada


Publicado

en

por

Etiquetas: