Pese a las presiones del gobierno…

Spread the love

Gualeguaychú sigue la pelea

La Asamblea Ambiental de Gualeguaychú volvió a motorizar medidas de protesta contra la contaminación que produce la pastera finlandesa Botnia. Esa empresa se instaló en la otra orilla del río Paraná, en la ciudad uruguaya de Fray Brentos, con la total complicidad del gobierno “progre” de Tabaré Vázquez.
Esta vez los ambientalistas, que mantienen el corte en Gualeguaychú, organizaron un acampe con volanteo en la entrada del puente que une la vecina localidad entrerriana de Colón con su par uruguaya de Paysandú. Se llevó a cabo desde el viernes 16 hasta el domingo 18 pasados.
Hubo que resistir fuertes presiones políticas. En primer lugar del ex presidente Néstor Kirchner, quien meses atrás había calificado la lucha del pueblo de Gualeguaychú como “gesta nacional” pero ahora, mirando las encuestas que le acercan sus asesores, salió a cacarear “yo nunca apoyé los cortes”. También les salió al cruce el gobernador de Entre Ríos, Sergio Urrribarri, quien los amenazó con mandarles un “contrapiquete” de comerciantes de Colón. Para colmo la conducción del INTI, servil al gobierno K, emitió un “informe técnico” afirmando que la contaminación del Paraná es la misma de siempre. Claro que la planta de Botnia todavía no entró a funcionar a pleno…
A pesar de estas dificultades, la medida se concretó con éxito. No llegaron a cortar el paso porque el gobierno envió gendarmes en un número que triplicaba al de manifestantes, en un claro intento intimidatorio. Sin embargo, la protesta tuvo evidentes resultados porque logró reinstalar el tema de la lucha contra la contaminación en todos los medios del país. Más allá del debate sobre la metodología de los cortes, no hubo hostilidad de los turistas y el “contrapiquete” terminó siendo de cuatro personas, que se acercaron y expresaron su oposición a la medida. En realidad, la demora en el paso de autos hacia Uruguay se produjo porque el puesto de control fronterizo carece de la infraestructura necesaria…
Como hemos venido haciendo desde el comienzo de esta lucha tan legítima, desde el MST-Nueva Izquierda acompañamos activamente el acampe. El sábado, una veintena de militantes encabezados por Vilma Ripoll, nos llegamos hasta el puente de Colón. Recibida con mucho cariño por los asambleístas, entre quienes estaban referentes como Jorge Frizler, José Pouler, Juan Veronesi y la colonense Poli Echeverría, Vilma les llevó los diarios nacionales del día y compartió charla largo rato con todos. Nos convidaron con chorizos, empanadas y bebidas frescas. Les ayudamos a instalar otro alero más grande en la casilla principal. Y con la guitarra y la trompeta que habíamos llevado, se animó la calurosa tarde.
Vilma señaló: “Esta lucha es una referencia para todo el país en cuanto a la defensa del medio ambiente. Así como desoye a Guale-guaychú, el gobierno nacional de los K vetó la ley de glaciares para favorecer a los pulpos mineros y tampoco resuelve el desastre del Riachuelo, porque siempre protege más a las empresas que a la calidad de vida de la población.”
Por otra parte, el martes 20 se hizo una reunión en Buenos Aires, a la que vinieron varios asambleístas gualeguaychenses. Estuvimos presentes unas 15 organizaciones. “Solicitamos la sanción de Ley de la Madera en el Congreso nacional, para evitar que se comercialice a Botnia desde Argentina; la puesta en práctica del Código Aduanero, para evitar que empresas argentinas comercien con la planta; la notificación a Botnia para que vaya a la Justicia Federal; y la renuncia del titular del INTI, Enrique Martínez, quien debe ser enjuiciado por haber revelado información secreta de Cancillería”, reclamó Frizler. Se acordó convocar a una marcha unitaria para el próximo jueves 29, de la cual el MST va a participar activamente. La cita de partida será a las 11 horas en las avenidas Córdoba y Nueve de Julio. Está visto que Gualeguaychú no va a aflojar.

Pablo Vasco


Publicado

en

por

Etiquetas: