8 de marzo

Spread the love

Día Internacional de la Mujer

Este 8 de marzo no fue un día más. Por que somos millones las mujeres que, día a día, salimos a transformar nuestra realidad, como trabajadoras, desocupadas, estudiantes, amas de casa y luchadoras. Este día simboliza todas nuestras luchas, las de las miles de mujeres que frente a esta crisis económica, social, de todo el sistema capitalista, alzamos nuestra voz, junto a nuestros compañeros, para que esta crisis no seamos nosotros y nosotras, los de abajo, los que la paguemos. Somos nosotras las que en todo el mundo salimos a defender nuestros derechos, nuestros puestos de trabajo, las que enfrentamos a la pobreza que se vuelve cada vez más dura, las que luchamos por tener un salario que nos permita vivir, las que defendemos al pie del cañón la educación y la salud pública. Es para nosotras, las mujeres trabajadoras, este día y este homenaje a nuestras luchas.
En nuestro país, las mujeres somos parte fundamental de la pelea contra el gobierno de Cristina Kirchner y sus políticas de hambre y entrega. Contra el tarifazo de luz y gas, somos nosotras las que nos organizamos en cada barrio contra el aumento de las tarifas y por la reestatización de todos los servicios, para que seamos los y las trabajadoras y usuarios los que tomemos el control. Somos nosotras las miles de mujeres que en cada rincón del país enfrentamos el aumento de la pobreza, consecuencia de las políticas de este gobierno, siempre al servicio de los de arriba. Somos nosotras las que salimos a calle a exigir el aumento de salario, que tanto necesitamos, como demostramos las miles de docentes que la semana pasada paramos en más de 16 provincias. Somos nosotras las que, junto a nuestros compañeros, enfrentamos los despidos y suspensiones.
También somos nosotras las que sufrimos la permanente doble opresión del sistema capitalista. Que nos condena a trabajar por salarios menores a los de los hombres, a sufrir la violencia y la discriminación por ser mujeres, a no poder decidir libremente sobre nuestro propio cuerpo.
Por todo esto, el 8 de marzo es, también, un día que nos marca el camino de redoblar la pelea por nuestros derechos, que sólo los podremos conseguir de la mano de la organización y la movilización. Por que a nosotras y a todos los y las trabajadoras, en nuestra historia, nunca nos regalaron nada, todo lo que conseguimos siempre fue de la mano de la lucha codo a codo, entre los trabajadores, hombres y mujeres, y los sectores populares. En este 8 de marzo, más que nunca, alzamos nuestra voz por que la crisis la paguen los de arriba!

María Damasseno


Publicado

en

por

Etiquetas: