El 24 de marzo

Spread the love

Marchemos a Plaza de Mayo

Mientras algunos sectores quieren aumentar los años de prisión, dar más poder a la policía e instaurar la pena de muerte, se acerca otro aniversario de la impunidad en el país. Otra vez, el 24 de marzo, nos encontraremos en todas las plazas del país gritando nuestra bronca y exigiendo justicia. Este 24 no es igual a los anteriores, porque lo revivimos en el marco de la crisis más grande que sufrió el capitalismo. En la Argentina, con el gobierno de los Kirchner, son miles las familias que sufren la desocupación, la pobreza, despidos y suspensiones, cierre de su fuente de trabajo, salarios bajos, precios altos y tarifazos.

Los ecos del derrumbe del capitalismo se sienten por doquier. A ellos les debemos sumar los flagelos que ya son triste característica de este país, donde la impunidad es la regla. Son 30.000 los desaparecidos por los que continuamos exigiendo justicia; son más de 400 los jóvenes que necesitan recuperar su identidad; es Julio López que continúa sin aparecer; es el recuerdo permanente de nuestro Lázaro Duarte, cuyo asesinato a manos de una patota del MPN sigue impune; son los vecinos de Tartagal los que sufren la desidia de los gobiernos de turno y las consecuencias de la deforestación; son las madres y padres del dolor, los que todavía lloran a sus hijos víctimas del gatillo fácil; son demasiados los que sufren la miseria y sus consecuencias. Por todas estas razones, una vez más, nos pondremos de pie y marcharemos este 24 de marzo.

Basta de impunidad y que la crisis, la paguen los de arriba

Mientras el sistema capitalista se derrumba y muestra su rostro más caníbal, los Kirchner y los viejos políticos salieron desesperados a apuntalarlo, junto con los gobiernos de las grandes potencias. No es la primera vez que lo hacen. Hace 32 años, cuando las ansias de cambio bullían en la sociedad, los medios de comunicación, los dirigentes de los partidos tradicionales, los empresarios y los militares, hicieron lo mismo.
Con la llegada del siglo XXI, vuelven a caminar nuevos vientos de cambio. En Argentina seguimos buscando justicia para nuestros desaparecidos. Es necesario que se termine la impunidad y que, de una vez por todas, vayan a la cárcel todos los que pergeñaron el genocidio.
Al mismo tiempo, sabemos que este 24, encaramos nuevos desafíos. Es necesario pelear para terminar con el yugo que todos los trabajadores sentimos sobre nuestras cabezas. Hay medidas profundas que se deben tomar y que ninguno de los viejos políticos implementarán. Se deben cortar por ley las suspensiones y despidos. Cuando una empresa cierra o se declara en quiebra se la debe estatizar y poner bajo el control de sus trabajadores. Se debe poner un punto final a los millonarios subsidios a las empresas y a los pagos de la deuda externa. Es necesario anular los tarifazos que los trabajadores estamos pagando en los servicios esenciales y terminar con la estafa que fue la privatización. Es necesario recuperar el país que nos robaron, luego de silenciar toda una generación, y nacionalizar el petróleo, el gas, para poder planificar un sistema energético coherente para todos. Hay que terminar con la pobreza y pagar salarios que alcancen para cubrir el costo de la canasta familiar.
Durante toda la gestión del matrimonio K, ambos se presentaron como defensores de los Derechos Humanos y abanderados de la distribución de la riqueza. Sin embargo, mientras siguen en el poder, se reprimen luchas, se intenta judicializar la protesta, López fue el primer desaparecido y Lázaro el primer militante político asesinado en democracia. Más allá de una que otra medida y de las acusaciones cruzadas con la “justicia” el castigo a los mili-cos genocidas, nunca va hasta las últimas consecuencias.
Es más necesario que nunca pelear por un país que no sea dependiente del imperialismo, terminar con las ataduras al FMI, al Club de París y al Banco Mundial para avanzar en el camino que marca Venezuela con el ALBA que se base en relaciones solidarias y camine hacia un proyecto socialista continental.
Este 24 de marzo en las calles, reafirmemos nuestro compromiso en la lucha por un proyecto de país sin explotación y sin impunidad.
Distintas organizaciones políticas, sociales y de derechos humanos estamos convocando a movilizar en forma unitaria. Te invitamos a marchar con el MST-Nueva Izquierda, levantando bien alto las banderas por la aparición con vida de Julio López, por el castigo a los asesinos de nuestro compañero Lázaro Duarte, recordando a Carlos Fuentalba, a los desaparecidos del PST, contra la pena de muerte y contra el gobierno de Kirchner y sus cómplices.

1976 – 24 de marzo – 2009 A 33 años del golpe genocida
30.000 compañeros detenidos desaparecidos ¡PRESENTES!

No importa qué diga el Gobierno: 95% de los genocidas libres
400 jóvenes apropiados Julio López desaparecido

Con este Gobierno: Tarifazos, despidos, suspensiones, presos y procesados. Que la crisis no la sigamos pagando los trabajadores y el pueblo

24 de Marzo a las 15:30 hs Marcha de Congreso a Plaza de Mayo

Encuentro Memoria, Verdad y Justicia


Publicado

en

por

Etiquetas: