Santa Cruz, liberaron a los presos de Las Heras

Spread the love

«Dimos un paso muy grande, pero sigue la pelea hasta el desprocesamiento»

Después de tres años de cárcel, se lo gró la libertad de los trabajadores presos de Las Heras. Esa situación que fue el resultado de la ofensiva represora del régimen K en esta provincia y unacuerdo global con las petroleras y la burocracia sindical de petroleros y UOCRA, logró un paso significativo al arrancar la libertad de los compañeros presos. Recordemos que en esta localidad petrolera de Santa Cruz, en el verano del 2005-2006 los trabajadores y toda la población se levantaron exigiendo la anulación del impuesto de la DGI al salario y el reencuadramiento en convenio de la actividad petrolera para los trabajadores de los yacimientos convencionados en la construcción. La detención del dirigente Mario Navarro originó una pueblada que terminó con represión y en un confuso episodio con la muerte del oficial de policía Sayago. La justicia como instrumento del poder económico y político, tuvo de rehenes a 5 trabajadores durante la friolera de 36 meses. La rebelión encabezada por delegados independientes de los yacimientos que fue sofocada con represión y aislamiento, sigue viva en la sorda indignación –pero latente- de un pueblo que no olvida y espera su oportunidad. En este contexto, Alternativa Socialista entrevistó a través de uno de los protagonistas de aquella pueblada –aún hoy perseguido integrante de las “listas negras” del poder en la región- el obrero y dirigente del MST Carlos Salinas, a otro de los nuevos protagonistas de la pelea por la libertad de los presos: el joven trabajador Franco Catrihuala, hermano de uno de los presos liberados.

¿Cómo queda la causa a partir de ahora?

Lo primero para decir es que mi hermano y los demás compañeros son las víctimas de una causa política armada y de una persecución para meter miedo en la zona, para que el trabajador no reclame y se quede en el molde. Ahora logramos sacarlos de ese encierro terrible de tres años, pero siguen procesados en la causa Sayago.

¿Contáles a los lectores cómo se llevó adelante este duro reclamo?

Y realmente fue durísimo. Porque el pueblo retrocedió por miedo y represión. Era bravo enfrentar la ocupación de gendarmería y quedarse sin trabajo. Por eso, jugaron un rol fundamental las comisiones de familiares por la libertad de nuestros presos. Y digo “las” porque tuvo dos etapas. Las dos importantes para lograr este paso.

¿Qué características tuvieron estas comisiones?

Sirvieron para mantener unidas a las familias y para mantener la independencia del poder. Fue fundamental no bajar los brazos y mantenernos organizados.

¿Y hoy cómo están los chicos?

Ahora nuestra prioridad es cuidarlos y rodearlos para darles contención. Ellos siguen procesados, están sin trabajo y en una situación muy difícil. Pero, están con la familia y en casa. Y eso costó y ahora la vamos a seguir

¿Cuál fue el rol de los organizaciones que apoyaron?

La verdad es que fue bárbaro lo que hizo la izquierda y el MST dentro de esas organizaciones. También organismos de DDHH. Mantuvieron el reclamo siempre y mancaron sin cansarse. La verdad fueron una pata enorme de esta lucha

¿Y ahora cómo sigue?

Y esto tiene que continuar hasta la libertad total y el desprocesamiento. Porque aunque logramos sacarlos de la cárcel, todavía siguen procesados en una causa que tiene como pena hasta la prisión perpetua. Y todo por reclamar con el pueblo y terminar siendo víctimas de una causa política. No bajamos los brazos y vamos a seguirla hasta lo último. Por eso, necesitamos que las organizaciones que mancaron siguen con el aguante.
Entrevistó desde Las Heras: Carlos Salinas, activista de UOCRA en la empresa INDUS en la lucha del 2005. Actualmente sigue perseguido por las patronales y la burocracia de UOCRA que le impiden trabajar.

Entrevistó desde Las Heras: Carlos Salinas, activista de UOCRA en la empresa INDUS en la lucha del 2005. Actualmente sigue perseguido por las patronales y la burocracia de UOCRA que le impiden trabajar


Publicado

en

por

Etiquetas: