Nuestras propuestas para cambiar de verdad

Spread the love

Estas son algunas de las medidas que proponen Vilma Ripoll y los candidatos del MST – Nueva Izquierda

1. Contra la inflación y las mentiras K
Aunque Cristina lo niegue, los precios suben todos los días. Si anulamos el IVA a los productos de la canasta básica, esos precios bajarían un 15% de inmediato. En vez de seguir subsidiando a las grandes empresas lácteas, frigoríficos, aceiteras y demás -que son las que más caro cobran-, hay que establecer precios máximos y un verdadero control popular. Además, entre otras medidas de fondo, habría que nacionalizar el comercio exterior. No puede ser que seis grandes cerealeras decidan qué se exporta o no y embolsen fortunas, mientras 10 millones de argentinos comen mal o no comen, en un país que produce alimentos para 300 millones de personas.

2. Para defender el empleo y el salario
La crisis económica mundial ya está golpeando fuerte en nuestro país y va a empeorar. Los grandes capitalistas, con el visto bueno del gobierno de los Kirchner, quieren que los platos rotos los paguemos nosotros con nuevos despidos y ajustes. Hay que prohibir por ley las suspensiones y los despidos. Y a las grandes empresas que se nieguen a cumplir, hay que nacionalizarlas bajo el control de sus trabajadores. También proponemos un aumento general de salarios para el sector público y privado al valor de la canasta familiar e indexado, así como de las jubilaciones y pensiones. Lo mismo con los planes sociales, extendiéndolos a todos los desocupados que no reciben ningún subsidio.

3. Basta de tarifazos y privatizadas
Otra forma de hacernos pagar la crisis son los tarifazos de la luz, gas, agua y demás servicios. Hay que anularlos ya, lo mismo que al PUREE mentiroso. Pero para terminar definitivamente con el robo de las privatizadas, que reciben subsidios del Estado y no invierten un peso, hay que reestatizar esas empresas y ponerlas bajo el control de los trabajadores y usuarios para evitar la corrupción. A su vez, como parte de una política energética soberana, proponemos recuperar el petróleo y los demás recursos estratégicos y no renovables. No puede ser que sigamos siendo el único país del mundo donde la mayoría del petróleo y el gas está en manos de multinacionales extranjeras.

4. No al FMI y el Banco Mundial. Plata para educación y salud públicas
Hay que romper definitivamente con los organismos usureros internacionales, que se quedan con la plata de todos los argentinos. No hay que pagar un centavo de deuda externa y utilizar todo el dinero ahorrado para aumentar los presupuestos de salud y educación. Con tanto dinero se podrían tener escuelas en condiciones y dignos salarios docentes; se podrían construir hospitales, aumentar los salarios de los trabajadores de la salud y ponerle freno a las enfermedades de la pobreza, como el dengue. Estas son sólo algunas de las medidas que se pueden tomar si rompemos con los usureros internacionales al servicio del imperialismo.

5. Para terminar con la inseguridad
Junto con las medidas económicas y sociales que hacen falta, para tener una prevención eficiente, un primer paso, es el control de los miembros del aparato de seguridad y el poder judicial a partir de la elección, por votación popular, de los comisarios de policía, de los jueces y de los fiscales con la posibilidad de revocar sus mandatos también mediante el pronunciamiento popular.
Este mecanismo de nombramiento, control y remoción permitirá disminuir la corrupción en el aparato de seguridad y judicial y eso es fundamental para disminuir la cantidad de delitos. Policías, Fiscales y Jueces deberán rendir cuentas de su conducta ante los ciudadanos y no como ocurre ahora que, hagan lo que hagan, la población no puede, mediante un mecanismo sencillo, sacarlos de sus cargos.
Otra medida es que los fiscales, elegidos democráticamente, funcionen en las comisarías, tomen las denuncias y reclamos de los vecinos y vayan rotando anualmente. Esto dificultará, también, los manejos policiales que frecuentemente ocurren en las comisarías donde se hacen directamente desaparecer las causas judiciales cuando los implicados roban con protección policial o, por el contrario, se fabrican causas a inocentes.
Es importante también la organización de los vecinos en los distintos barrios, conformando comisiones u organismos que, con representantes elegidos democráticamente, planteen todos los problemas de seguridad ante la comisaría de la zona y tomen medidas en materia de prevención independientes de las que pueda disponer la policía.

6. Basta de soberbia K y de vieja política
Estamos hartos de la prepotencia de los Kirchner, y también de los viejos políticos que prometen y después no cumplen. Necesitamos diputados que no se vendan, y se planten firmes adentro del Congreso y también afuera cada vez que hay que defender los reclamos justos. Junto con eso, proponemos un nuevo modelo político. Basta de que unos pocos, entre cuatro paredes, tomen decisiones que nos afectan a todos. Queremos que el pueblo pueda participar, debatir, decidir y controlar todas las medidas importantes. Proponemos mecanismos democráticos como consultas, plebiscitos, presupuestos partici-pativos e incluso convocar a una Asamblea Constituyente Libre y Soberana para decidir qué proyecto de país queremos.

Ver nota

Alejandro Bodart, candidato a legislador porteño: «Vamos por un modelo de Ciudad distinto»


Publicado

en

por

Etiquetas: