Elecciones de delegados en el Subte

Spread the love

Ganamos otra batalla

Escribe: Néstor Segovia, delegado electo de la línea C e integrante del nuevo Cuerpo de Delegados

En la última quincena
de abril votamos ma- sivamente en las elecciones de delegados de todas las líneas y sectores. 17 delegados en la D, la B y la A, 14 delegados en la E, 13 en la C y 6 en la H, más los delegados de la CAF, conformamos el nuevo Cuerpo de Delegados. Fue una dura batalla, recorriendo los sectores para que vote la mayoría de los compañeros, preparando desde la madrugada el cuarto oscuro, los carteles, las boletas, las urnas; organizándonos para prevenir patoteadas de la UTA. Fuimos cientos los que pusimos el cuerpo para garantizar el éxito de la elección. El jueves 30, en la línea H, último día de la votación, con la “banda del Turco” haciendo sonar bombos y redoblantes y cantando “… se va acabar, se va acabar, la burocracia sindical” festejamos cansados pero súper contentos. Habíamos ganado una nueva batalla.
Siempre dijimos que la lucha por un nuevo sindicato del Subte iba a ser una pelea larga y difícil. Pero recorrimos ese camino sabiendo que contamos con el total apoyo de nuestros compañeros, en pos de un nuevo modelo sindical, sin dirigentes traidores que se enriquecen a costa de los trabajadores, con la asamblea como forma de trabajo, con la unidad, la lucha y la organización como banderas, enfrentando a la patronal y al gobierno, y defendiendo un único interés: el de nuestros compañeros.
Así fuimos sorteando trabas y piedras que nos pusieron en el camino. El plebiscito de febrero mostró que la inmensa mayoría quería un nuevo sindicato. Y al mismo tiempo, la conducción de la UTA se encargó de reafirmar que su modelo sindical es el de la vieja burocracia, el de la patota, el del caballo del comisario.
El enorme esfuerzo que hicimos tuvo su recompensa en esta elección. Fueron muchas las reuniones y asambleas en los sectores, muchas noches sin dormir para hablar con los compañeros del turno noche, fue durísimo para mí enfrentar juicios para quitarme los fueros gremiales, soportar la persecución de la patota y de la empresa, soportar varios meses sin que me paguen el salario y vivir con las colectas que hacían mis compañeros en el taller y en las líneas. El sacrificio valió la pena, ya tenemos delegados verdaderamente representativos de los trabajadores en todos los sectores, turnos y líneas. Ya demostramos que los delegados “truchos” de la UTA no se representan ni a ellos mismos. Pusimos en pie un verdadero Cuerpo de Delegados, y vamos a seguir avanzando, construyendo nuestro sindicato para defender a nuestros compañeros, luchar por el salario, las condiciones de trabajo, la seguridad e higiene y por todas nuestras conquistas.

Un método democrático para algo nuevo que está naciendo

Estoy orgulloso de mis compañeros del Subte. De los compañeros del Taller Constitución que me votaron masivamente en la elección interna junto a mis queridos amigos Fonte y Grippi. De que se hayan realizado asambleas y elecciones internas para que todos los sectores presenten a los mejores candidatos. De la fuerza y el aguante que le pusimos desde las 5 de la mañana y hasta el fin de cada elección. Del acompañamiento de otros sindicatos, comisiones internas y delegados que se hicieron presentes en cada línea. De mi compañera Vilma Ripoll que estuvo conmigo en todas las elecciones.
Y por sobre todo, orgulloso de que una vez más, entre todos, dimos un extraordinario ejemplo de democracia sindical, no con palabras, sino con hechos. Elegimos un Cuerpo de Delegados representativo, con los mejores compañeros propuestos por cada especialidad, para que este nuevo sindicato que está naciendo se construya sobre cimientos de verdadera democracia, para que sea fuerte y sólido, para enfrentar las batallas que se vienen.

Ahora a luchar por el salario y para que reconozcan al sindicato

Como pasa siempre en el Subte, no tenemos mucho tiempo para descansar. Ahora que tenemos a nuestros delegados, hay que exigir que los jefes y supervisores de la empresa los reconozcan. Hay que luchar por todos los reclamos, en particular por el más urgente y necesario: el salario. La miseria de $300 que firmó la conducción de UTA no alcanza para nada. ¡Es una vergüenza!
La lucha por mejores condiciones laborales queda en nuestras manos. En pocos días haremos la primera reunión con todos los nuevos delegados. Hay que fortalecer las comisiones de trabajo, de prensa, de acción social, de finanzas y todas las tareas que tenemos por delante.
Hay que seguir la batalla para que el Ministerio nos otorgue la personería y seguir luchando junto a los compañeros que en otros gremios enfrentan a la patronal, a la burocracia y al gobierno. Toda la fuerza y la pasión que le pusimos a esta elección, hay que volcarla a defender a nuestros compañeros, nuestras conquistas y conseguir otras.

Ver notas

Elecciones de delegados en el Subte: Voces del nuevo Cuerpo de Delegados

La marcha de los trabajadores del SUBTE


Publicado

en

por

Etiquetas: