Contra Kirchner, Macri y los viejos políticos

Spread the love

La centroizquierda no sirve

Faltan menos de cuarenta días para las elecciones y ya se ven peleas entre los candidatos de Kirchner y de los viejos partidos. Ellos gobiernan y gobernaron, y son responsables de la crisis actual. La centroizquierda posa ahora de opositora. ¿El «progresismo» es realmente un cambio? Sinceramente creemos que no. El cambio que hace falta es con la izquierda.


Sergio García, Candidato a legislador porteño

Faltan menos de cuarenta días para las elecciones y podemos ver las polémicas y peleas electorales entre los candidatos de Kirchner y los viejos partidos. Todos ellos gobiernan y gobernaron, y son responsables de la crisis actual. La centroizquierda aparece ahora en pose opositora. ¿Es el llamado progresismo realmente un cambio? Sinceramente creemos que no. El cambio que hace falta es con la izquierda.
Cuando Kirchner y sus candidatos aparecen por TV con nuevas promesas, seguramente a vos te indigna. Como da bronca también ver a Macri – Michetti, a De Narváez o al radicalismo hablando de soluciones. Como si no supiéramos que todos ellos ya han gobernado el país, la provincia y la ciudad, y son responsables del desastre que vivimos. Cientos de miles de trabajadores, jóvenes y sectores medios, cansados de la vieja política, están pensando a quien votar para castigarlos. Para aprovechar tanto descontento, aparecen los candidatos de la centroizquierda y el llamado progresismo. Sabbatella en Provincia, Solanas, Ibarra o Polino en Capital. Todos buscan despegarse de los Kirchner en esta campaña. Por eso es bueno que mires y examines en profundidad, que sepas que hicieron todos estos años, y que proponen ahora. Porque así, tal vez descubras no solamente que no tienen propuestas de fondo, sino que varios de sus candidatos han acompañado a los peores gobiernos de nuestro país. Te damos algunos ejemplos para que analices y saques tus conclusiones.

La centroizquierda con De la Rúa y con Kirchner

El PJ en todas sus variantes y la vieja UCR han gobernado y se ganaron tu repudio y el de millones. Aunque esto no elimina otra cuestión que nos parece necesaria: el no olvidarnos del rol de la centroizquierda en el último período. Ética, progresismo serio y coherencia, nos decían como propuesta años atrás y de nuevo lo proponen hoy. Haciendo un poco de memoria, te acordarás que así nacieron el Frente Grande y el Frepaso. ¿Llegó a ser una alternativa distinta? No lo creemos así. ¿Donde terminaron Chacho Alvaréz y Meijide? Integrando y avalando el gobierno de De la Rúa. Hecho que desmoralizó a sectores de su militancia que los seguían con entusiasmo. Después del argentinazo llegó Kirchner y muchas voces del “progresismo” no se animaron a enfrentar al candidato del PJ. De a poco, se fueron integrando al gobierno, poniendo candidatos en sus listas los años siguientes o votando hasta hoy varias de sus leyes. Solo con la crisis abrupta del kirchnerismo, la centroiz-quierda salió a intentar mostrarse como opositora. Hasta un día antes, acompañó su modelo de mentiras.

El “progresismo serio” y las mentiras de Ibarra. ¿Todo vale por una banca?

Algunos sectores, como Polino o Roy Cortiña en Capital, se autotitulan “el progresismo serio”. Lejos de esa pretensión, su historia es más cuestionable. Cortina, bate record en cambiar de lista. En su afán de lograr una banca, fue parte de las listas de la Alianza, de Carrio, de Kirchner y de Telerman. A la vez, Polino, le dio todo su apoyo al kirchnerismo desde hace años. Hoy, quieren mostrar una coherencia que en su acción política no demuestran. ¿O acaso es serio decirse socialistas y acompañar el desastre de los K? Tal vez, puedas creer que al menos son consecuentes en enfrentar a Macri en la ciudad. Sabe entonces, que el PS le votó al PRO la nueva policía. Todo un símbolo de donde terminan los llamados progresistas.
Junto a estos sectores, han compartido listas y espacios otros candidatos como Ibarra, protagonista de un papelón televisivo, que desnudo hasta donde es capaz de mentir. Todo vale en el afán de lograr un cargo. Pero Ibarra no mintió solo hoy. Mintió con Cromañon que trágicamente sacó a la luz los negociados que existían bajo una ciudad gobernada por el progresismo. Su gobierno fue una mentira, bajo el cual no se solucionaron ninguno de los problemas estructurales que sufrimos, y por ese fracaso se le abrió la puerta a la llegada de Macri. Otra triste y palpable muestra de a donde conduce esta política.

Sabbatella… kirchnerista disfrazado

En la provincia de Buenos Aires, Sabatella es otra muestra de la falacia de la centroizquierda. Como intendente de Morón se intentó construir una imagen distinta. Lo que no dice en su campaña, es la realidad trágica de aspectos claves de la vida del municipio. La situación del Hospital de Morón, tan decadente como la de otros lugares, Los salarios bajísimos que cobran sus empleados municipales. E incluso la existencia del clien-telismo, al viejo estilo PJ, pero para su propio proyecto. Esta realidad, y su declarado apoyo a los Kirchner durante años, son la mejor muestra de que nada nuevo podes esperar de su candidatura, y de su lista integrada por otros amigos de los K. Como tampoco es casual, que en la Capital le den apoyo a la lista del gobierno que encabeza Heller. Pensalo bien: ¿Qué cambio podes lograr si votas esa lista?

Sin propuestas de fondo no hay salida. El cambio es con la izquierda

Más allá de tal o cual candidato, nuestra crítica es global y política. Creemos que el problema de la centroizquierda, es su falta de propuestas alternativas y de fondo. Sus candidatos no se proponen terminar con el modelo capitalista que está destruyendo al mundo y a nuestro país, y se quedan en medidas superficiales. De ahí que sus alianzas circunstanciales los encuentra siempre en un mismo círculo. Por tomar un ejemplo, desde el MST les propusimos a Solanas y a Proyecto Sur dar pasos de unidad. Lo hicimos, tratando de avanzar a una propuesta supera-dora. Lamentablemente, se negaron a confluir con la izquierda. Decisión política equivocada, que muestra de su parte el no querer avanzar con quienes sí queremos un proyecto socialista.
Cuando el país sufre con millones en la indigencia y en la pobreza. Con nuevos cientos de miles de desocupados y la destrucción y robo de nuestros recursos naturales, de la salud y la educación pública, no hay solución posible sin cambiar de raíz el modelo político, económico y social. La centroizquierda, en todas sus variantes, no propone hacerlo.
Por estas razones, te proponemos que pienses a fondo a la hora de votar. Se puede cambiar la situación, y lograr que en el Congreso y en la legislatura porteña haya diputados con propuestas socialistas. Que tengan la firmeza de presentar proyectos para prohibir las suspensiones y despidos, y para eliminar el IVA en los productos de la canasta básica. Que propongan terminar con el FMI y recuperar todos nuestros recursos naturales. Y que se jueguen a terminar con el curro de las privatizadas y los subsidios a las grandes empresas. El país necesita diputados socialistas, honestos, coherentes. Que no tengan ningún compromiso con los viejos partidos y no acompañen ninguno de los tramposos proyectos K, por más disfraz que tengan. El 28 de junio, el cambio verdadero es votar una nueva izquierda. En las listas del MST llevamos candidatos como vos, trabajadores que sufrimos tus mismos problemas. Tenemos proyecto y no cambiamos de partido a partido. Hacemos lo que decimos. Y siempre estamos cuando necesitas apoyo para tus reclamos y defender tus derechos.

Ver nota

Proyecto Sur votó leyes K: Tres tristes trampas


Publicado

en

por

Etiquetas: