Editorial

Spread the love

Ayudanos a fortalecer una Nueva Izquierda

Ya habrás notado que la campaña electoral se va adueñando de la realidad nacional. Cristina anuncia obras y entrega subsidios electorales a un ritmo casi diario. Su marido recorre barrios y ciudades con sus punteros y candidatos testimoniales, ahora avalados por el Juez Blanco. Hasta el doble discurso K queda casi opacado ante la magnitud de las mentiras electorales: “la inflación es del 0,3%”, cuando los precios estan por las nubes, “la Anses no es caja de campaña”, cuando manejan los fondos cada vez más a su antojo, y tantas otras que irritan por burdas y groseras.

Los medios muestran la “algarabía” que reina en los actos cuando llega alguno de los integrantes del matrimonio K o de sus principales candidatos. Claro, es el montaje preparado por la burocracia y los punteros del PJ. Pero por abajo hay otro sentimiento. Si fueran a caminar un barrio sin montaje escénico, no serían precisamente aplausos los que recibirían. Es porque crece la bronca ante un salario que no alcanza, ante las suspensiones, los despidos, la pobreza y la inseguridad.

El PJ-K está tan preocupado por el resultado de las elecciones que le tiene miedo hasta al “efecto Show Match” sobre los votantes. Por eso le hace decir a su ministro Fernández que habría que dejar a un costado y regular la caricatura de Cristina en Gran Cuñado. Es una muestra tanto de debilidad como de soberbia y amague de censura. ¡Lo único que falta es que Néstor acuse al personaje por amenazar la gobernabilidad!

Tal vez vos seas una de las miles y miles de personas que ya están decididas a castigar a los Kirchner y estés buscando una herramienta para hacerlo.

Nosotros estamos convencidos de que no se puede enfrentar a un PJ, con otro PJ, como es el caso de la disputa entre Kirchner y De Narváez. Ni hablar de la UCR y Carrió, los radicales ya gobernaron y nos hundieron.

Tampoco se puede tener expectativa en la centroizquierda y el falso progresismo expresado en Solanas, que a veces critica al gobierno y a veces lo apoya; en Sabatella, que encabeza una lista colectora de votos para Kirchner y en Zamora, que aparece en las elecciones y desaparece en las luchas. Y, lamentablemente, la vieja izquierda divisionista se debate entre el oportunismo de apoyar al gobierno y el sectarismo dogmático.

Hace falta una Nueva Izquierda, amplia, distinta. Y la disputa electoral que ya comenzó brinda la oportunidad de fortalecer un proyecto con estas características.

El adelantamiento hizo que ésta no sea una campaña como las habituales, ya que es mucho más corta. De hecho, recién comenzó y sólo faltan 35 días para que finalice. Esto obliga a no desperdiciar ni un día. Hay mucho por hacer y casi al mismo tiempo.

Lo primero es apoyar las luchas en curso, las de los docentes, los estatales, los obreros de CIVE, del Subte, los portuarios y todas las que protagonicen los trabajadores y el pueblo. Allí están nuestros candidatos, como siempre está el MST en las movilizaciones y conflictos. Entre los miles y miles de activistas y nuevos dirigentes que surgen en las luchas hay una gran necesidad de recibir apoyo para ganar lo que reclaman y avidez por encontrar una salida de fondo a los problemas del país.

En las plazas, las estaciones, las principales calles y avenidas, en las terminales y en los eventos de concentración masiva de todo el país, estamos repartiendo volantes y boletines, para que se conozca nuestra propuesta, para que llegue a tu barrio, a tu lugar de trabajo y de estudio.

Como todo partido de trabajadores, nosotros no contamos con los millones del PJ oficial, con la fortuna de De Narváez, ni de los partidos patronales, por lo cual, necesitamos ayuda para llegar a más y más personas de la forma que podamos.

Tú participación es clave. Si no te metés, la política la hacen ellos: los candidatos patronales, los que dicen una cosa y hacen otra, los que mienten y traicionan, los que se venden al mejor postor.

Si vos querés que las cosas cambien en serio. Si querés una transformación de fondo. Si querés que haya diputados de izquierda peleando contra los bloques patronales, ayudanos.

Ayudanos a conseguir votos para los candidatos que quieren poner de pie el proyecto de construir una Nueva Izquierda. Para las listas que encabezan Vilma Ripoll y Alejandro Bodart en Capital, Marcelo Parrilli en Provincia de Buenos Aires y otros compañeros en cada una de las provincias del país.

En las páginas de este ejemplar de Alternativa Socialista expresamos distintos argumentos para disputar cada voto. Si tenés ganas, te podés llevar varios para tus compañeros de trabajo, de estudio, tus amigos o vecinos. También te podés llevar todos los volantes que quieras para repartir.

Si querés hacer más, te invitamos a participar de nuestras reuniones abiertas de debate político y a las actividades que realizamos. Desde ya, también podés ser fiscal y conseguir otros que quieran serlo.

Vamos a apoyar las luchas y disputar los votos juntos. Así, vamos a ir fortaleciendo el proyecto de construir una Nueva Izquierda, que pueda ser una fuerte alternativa a los partidos del sistema.


Publicado

en

por

Etiquetas: