Empresas privatizadas y subsidiadas por los K

Spread the love

Hay que reestatizarlas bajo control de sus trabajadores y usuarios

Se viaja como ganado en el transporte público, aumentando los peajes y hay tarifazos de gas y luz. Las empresas responsables de estos atropellos, son subsidiadas con recursos del estado, recursos del pueblo. Hay que terminar con este saqueo y reestatizarlas bajo control de sus trabajadores y usuarios.


Gustavo Giménez candidato a diputado provincial

En un informe publicado por La Nación en julio del año pasado se estimaba la transferencia de subsidios al sector privado en la friolera de $ 47.232 millones.
De ellos 20.237 correspondían al sector energético. Este año con la recesión la recaudación bajó. El gobierno como tiene que pagar cerca de 20.000 millones de vencimientos de la deuda pública, quiso ahorrarse unos 807 millones. Por eso descargó un brutal tarifazo de entre un 80 a 400% en las tarifas de luz y gas.
Como señalan todos los especialistas, si la crisis energética no estalló es porque estamos en recesión. Si la economía se desarrollara saltaría que mientras le renuevan a las empresas petroleras por 30 años los contratos, nos estamos quedando sin reservas por falta de exploración.
Mientras tanto importan el fuel oil más caro que el que nosotros producimos y exportamos. Camessa, una empresa con el 80% de sus acciones en manos de empresarios privados, es la encargada de operar el mercado mayorista de electricidad, en realidad es más “estatal” que privada, ya que el gobierno subsidia permanentemente sus siderales pérdidas. Sus deudas actuales sumarían alrededor de 7.300 millones de dólares.
Y como si esto fuera poco, los medios nos han informado que el ministro De Vido negoció con las empresas frenar un tarifazo del 30% antes de las elecciones. Pero adivine… Después del 28 se viene el aumento en las tarifas y retroactivo.

Viajando como ganado… mientras los empresarios no invierten

El año pasado los subsidios al transporte sumaron 6.151 millones de pesos. Este año, pese ha haberse aumentado los boletos, el Gobierno ya concretó giros por $ 1869,7 millones para compensar las subas de costos de las empresas. Estos pagos aumentaron un 39% con relación a los primeros tres meses de 2008. Las compensaciones sumaron $ 700 millones, un 63% más que un año atrás.
Y en Aerolíneas, cuyas acciones siguen en manos del grupo Marsans, el gobierno está perdiendo 4 millones de pesos por día.
Así mientras Ud. sufre yendo o volviendo de su trabajo en trenes y subtes atestados, el gobierno les paga $ 2,14 por pasajero, mientras sigue prometiendo que va a electrificar el Roca o el San Martín o a mejorar los servicios del subte.
Y a los empresarios del transporte colectivos… les pagan $ 1,45 por pasajero. Y esta diferencia que hacen por ejemplo utilizando los 20.000 pesos por mes que tienen de subsidio por unidad o el litro de gas oil subsidiado a $ 0,23, se aumenta considerablemente cuando las empresas dejan una parte importante de su parque automotor sin trabajar, pero sobre el cual también se cobran estos jugosos subsidios. Recuerde esto cuando se le congelan los huesos en la parada porque el colectivo no llega nunca…

Terminar con los subsidios y reestatizar las empresas

Kirchner en sus primeros discursos, recogiendo el sentimiento de la mayoría de la población, criticaba el modelo privatizador menemista. Sin embargo después de más de 5 años de gobierno de los K, han sostenido el mismo modelo que mantiene privatizados los servicios. Sus “nacionalizaciones” han estado signadas porque los concesionarios privados abandonaron directamente las empresas como las de Aguas o Correos dejando grandes deudas impagas, o como ahora hizo con Aerolíneas, donde dejó a Marsans vaciar la empresa primero y encima le promete cubrirle una millonaria e inútil compra de aviones.
Lo cierto es que en vez de reestatizar el ferrocarril e invertir en él para recuperar un tren que una al país, preste un servicio digno en el conurbano y desarrolle el transporte de cargas, su última propuesta, frustrada de momento por la crisis, ha sido la del faraónico “tren bala”.
¿Por qué los trabajadores y sectores populares tenemos que soportar tarifazos, en servicios ineficientes que son subsidiados por el Estado?
Por eso un modelo económico y social distinto, al servicio de las necesidades de la gente, tiene que reestatizar las empresas de servicio privatizadas por Menem y beneficiadas por los subsidios K.
Y para evitar que los funcionarios de turno vuelvan a vaciarlas, deben ser controladas por sus trabajadores y los usuarios, que son los que van a desarrollarlas y ponerlas a trabajar al servicio de todos.

Ver notas

Opinan trabajadores del transporte público

Los K siguen pagando… 6.000 millones de dólares para el Club de París


Publicado

en

por

Etiquetas: