El 5, Marcha al Congreso

Spread the love

¡Abajo el tarifazo!

Gracias a los decretos de Cristina, la última boleta de gas vino con un aumento feroz. Ya antes habían subido las tarifas de luz. Las privatizadas de servicios reciben subsidios del Estado, tercerizan y echan gente, y encima nos aplican tarifazos. Está planteada una pelea por anular esas subas, reincorporar a los despedidos y, en definitiva, recuperar esas empresas para el Estado bajo control popular.

Hoy martes 28, mientras escribimos esta nota, Cristina está en la Rosada firmando con los gobernadores de provincias petroleras un acuerdo para subir el precio del gas en boca de pozo, que antes ya firmó Neuquén. O sea, más ganancia para las empresas petroleras. Y de paso, más regalías para esas provincias. El acuerdo incluye una “paz social” que la burocracia sindical de Petroleros Privados pactó con la excusa de evitar suspensiones y despidos. Está bien proteger el empleo, pero no a costa del Estado sino de los pulpos petroleros que ganan fortunas.
¿Cuál es el eje del acuerdo? Que en un año el Estado nacional debe invertir 600 millones de dólares para “explorar, producir y ubicar reservas” y “evitar que el incremento impacte sobre la tarifa que pagan los usuarios”. Es una doble trampa. Una, como desde que se privatizaron YPF y Gas del Estado las petroleras no exploran y agotan los viejos pozos, ahora el Estado gastará en buscarles pozos nuevos para que los exploten. Dos, “evitar el impacto a la tarifa” significa seguir subsidiando a las empresas . En suma: un negoción para los privados.
¿Y de dónde sacará la plata el Estado? De dos lugares. Uno es el flamante tarifazo del gas. O sea, pagamos los usuarios. El otro es CAMMESA, la distribuidora eléctrica mayorista, que pagará más por el gas que usan las usinas térmicas. ¿Cómo va a recuperar CAMMESA este aumento de costos? ¡Acertaste! Con el tarifazo de la luz, que también pagamos nosotros.

Unir fuerzas en la pelea

Según el Enargas, ente público “regulador” cómplice de las privatizadas, en Capital y Gran Buenos Aires “el último aumento sólo afecta al 11% de los usuarios, los de mayor consumo, y las subas van del 70 al 100%”. Es tan falso como las cifras del INDEC y cada uno podrá calcular el alza que le tocó. Como además el frío te obliga a aumentar el consumo, el tarifazo afecta a muchos más hogares. Y si no tenés gas natural, tampoco te salvás .
Pero este guadañazo, que incluye un “cargo tarifario” para solventar el gas que se importa, no pasa sin conflicto. En muchos lugares, vecinos y organizaciones populares están motorizando protestas. En el municipio bonaerense de Escobar, impulsado por la Agrupación Docente Almafuerte y un recurso de la defensora del pueblo, se logró un fallo judicial que autoriza a no pagar el aumento sin sufrir corte. En Chubut, Jujuy, Tucumán, Salta y Santa Cruz se consiguieron amparos similares.
Una iniciativa importante es la del Movimiento Nacional contra el Tarifazo, que el miércoles 22, junto a diputados de oposición, hizo una conferencia de prensa en el Congreso. Fue para exigir que se trate un proyecto de ley para derogar las subas de luz y gas, que la titular de la Comisión de Energía, la diputada K Rosana Bertone, viene cajoneando. Hablaron Silvia Augsburguer (PS), autora del primer proyecto , y otros diputados. Pedro Busetti (DEUCO), Susana Andrada (CEC) y Osvaldo Bassano (ADUC) explicaron que este aumento por decreto es inconstitucional, además sin audiencia pública previa y retroactivo. Nuestra compañera Vilma Ripoll planteó la necesidad de reestatizar las privatizadas y preparar a corto plazo una marcha al Congreso para exigir que el proyecto sea tratado y aprobado.
En una reunión el viernes pasado en la CTA porteña, el Movimiento contra el Tarifazo retomó esa propuesta y resolvió fijar dos instancias de movilización unitaria: El martes 4, un apagón de 20 a 20.15 horas. Y el miércoles 5, una marcha al Congreso a las 16 horas. Te convocamos a sumarte.

Qué podés hacer

* Participar de las convocatorias del Movimiento Nacional contra el Tarifazo y de las movidas locales.

* Organizarte con tus vecinos para protestar ante la oficina de Metrogas o la distribuidora que corresponda y para presentar un reclamo al Defensor del Pueblo de tu distrito.

* En el caso de la luz, como hay un amparo judicial, podés negociar una refinanciación del pago y no te cortan el servicio.

* En el caso del gas, si en tu distrito no hay amparo, para evitar el corte tenés que pagar lo mismo que la boleta anterior y presentar una nota de disconformidad a la empresa.

Pablo Vasco


Publicado

en

por

Etiquetas: