Cierre del Frigorífico Esquel

Spread the love

El cierre del Frigorífico Esquel, sorpresivo para los trabajadores, desmiente que haya recuperación de la crisis económica y que ésta se halla instalada sólo en los países centrales.
El frigorífico es una industria decisiva en la generación de empleo en la región. Su planta permanente de algo más de 40 trabajadoras/es se complementa con cientos de zafreros en las temporadas de “la liebre” y el “cordero”. Luego de haber acumulado fortunas con la exportación en la etapa pos-devaluación; con el actual achique de los mercados y las nuevas exigencias de la comunidad económica europea, la patronal decidió cerrar. Los trabajadores no se conformaron con pelear por indemnizaciones y decidieron tomar el frigorífico convocando a la solidaridad. Con cientos de vecinos en las puertas del establecimiento, se dicta la conciliación obligatoria, que se extendería hasta el 21/8. Los trabajadores están firmes en reclamar la continuidad de su fuente de trabajo, el estado provincial y municipal están abocados a encontrar un nuevo patrón que alquile la planta.
La recuperación de la fuente de trabajo es una pelea de vida o muerte para los trabajadores de la región y la provincia, la crisis capitalista que deja de verse como algo lejano y se hace presente brutalmente abre una disyuntiva letal, o la crisis la pagan quienes la generaron o la terminamos pagando los trabajadores y el pueblo. Desde el MST nos solidarizamos con los trabajadores al tiempo que opinamos que el estado (provincial o municipal) tiene que expropiar la empresa y ponerla a funcionar bajo control de sus trabajadores.


Publicado

en

por

Etiquetas: