Partido Obrero

Spread the love

El oportunismo permanente

En los últimos editoriales de su periódico, el PO habla de una crisis del régimen político y de un agravamiento de la crisis política. Como salida, propone generalidades como una movilización independiente, proseguir la construcción revolucionaria o desarrollar una alternativa anticapitalista… tan “útiles” hoy como ayer o mañana, aquí, en Francia o la India.
La dirigencia del PO no desconoce la consigna de Asamblea Constituyente: se niega a levantarla precisamente cuando la crisis política se agrava. Lo mismo hizo el año pasado, cuando la crisis por el campo puso a Cristina al borde de renunciar: nos acusó de “golpistas” por plantear una Constituyente, defendiendo así al gobierno.
Ya este año, en el editorial del 19/3 reiteró que “la correlación política actual no es la de 2000/1… Una caída del gobierno De la Rúa-Cavallo representaba una evolución positiva de la situación política, pues abría un campo de desarrollo para las masas. En la actualidad, la iniciativa opositora la tienen los sojeros y la derecha continental anti-chavista. Una línea de sustitución del gobierno con la justificación de la Constituyente llevaría agua al molino de la agitación sojera”. ¡Los K, agradecidos! Pero “el punto fundamental no es ese”, dice el PO, sino que ahora “no hay ninguna clase social interesada en la Constituyente, sea subjetiva como objetivamente” y por eso “la consigna es una pura abstracción”.
Menos de un mes después, en el miniestadio de Racing el 17/4, Jorge Altamira dio una voltereta: “Este régimen está acabado, su disolución política es completa. Ya están hablando de transformarlo en un régimen parlamentario para que gobierne un jefe de gabinete electo por el parlamento. Para hacer eso tienen que reformar la Constitución. Conclusión: va a haber una Asamblea Constituyente; nosotros vamos a estar en contra”…
Eso sí: el 28 de diciembre de 2001, a sólo días del Argentinazo, como legislador porteño el mismo Altamira presentó un proyecto para llamar a una Constituyente en la Ciudad. Durante la transición, en reemplazo del Poder Ejecutivo y la Legislatura, proponía “un gobierno colegiado integrado por representantes de todos los bloques parlamentarios”. Está escrito: en medio del ascenso revolucionario, propuso un gobierno con mayoría patronal. Lo de PO es un oportunismo permanente.

P. V.


Publicado

en

por

Etiquetas: