UOM

Spread the love

Aumento por detrás de la lucha

El 5/8 la conducción de
UOM firmó un acuer
do con “paz social” hasta abril del 2010 y un aumento del 12% en octubre, llegando al 18% en febrero. Más algunas sumas fijas por un total de $850 en cuotas, ya que se descuentan los $500 que debían haber pagado en todas las fábricas, aunque muchas no lo hicieron.
Ni un metalúrgico fue consultado y hay bronca porque el acuerdo está por detrás de lo que la lucha podía lograr. Se podía sacar más si se seguía con el paro del jueves 6, movilizando en todo el país para terminar de doblegar a una patronal que se mostraba inflexible, pero que al final debió ofrecer más del 12 o14% que ofrecían. Incluso Techint, que pretendía establecer que se pueden bajar salarios por la crisis…
La cúpula de UOM bravu-coneó con que no se bajarían del 22% retroactivo a abril. Ante el planteo patronal de dar sólo $200 por mes, Caló “decidió” que al 22% se podía llegar con 5 cuotas de $400 entre abril y agosto y luego aumentar el básico. Por eso salieron a mentir y confundir diciendo que firmaron el 21.6%. Para hablar del 21,6%, la UOM quiere sumar un pequeño porcentaje pendiente del 2008 que no incluye a los operarios, mayoría en el gremio. El punto Primero del Acta firmada habla de un aumento escalonado hasta llegar al 18%. Arrancando en octubre con un 12%, un 3% en diciembre y otro 3% en febrero, por todo aumento al básico. En el punto Segundo se fija además el pago de “una gratificación extraordinaria de naturaleza no remunerativa por $1.350 igual para todas las categorías”. A pagar en 4 cuotas: primero, los $500 que debían pagar el 26/6. Luego, $350 con la primera quincena de agosto. Más $250 con la primera quincena de setiembre y otros $250 con la segunda. Pero son sumas fijas que achatan la escala, con lo que la patronal se “come” cualquier aumento al básico de abril a setiembre. Una claudicación por esos meses en que no habrá aumento sino una “gratificación”… En esta lucha los metalúrgicos pusimos todo. Pero teníamos un “manager” que nos ataba las manos gran parte de la pelea. Con una conducción que tira para el contrincante es muy difícil ganar por nocaut a una patronal antiobrera y un gobierno cómplice. La patronal arrancó con su aumento “cero”. Si finalmente debieron aflojar fue por la firmeza de la base y la rebeldía que se expresó en los talleres, fábricas y seccionales, garantizando los paros y movilizaciones. Frente a una conducción que nos tuvo dando vueltas con su “negociación” fracasada por 4 meses. Abrieron la mano cuando salimos a luchar en forma contundente. Y así el Ministerio no se animó a declarar otra conciliación.
Si no sacamos más fue por la dirigencia de UOM que llamó a confiar en el gobierno y levantó el paro de junio al servicio de la campaña del PJ. Igual que Moyano y los dirigentes de la CGT que sólo buscan sacar tajada con las Obras Sociales. Por eso a las sumas fijas le descuentan el aporte a la UOM. A la vez que no reclamaron por los días caídos ni plantearon que prohíban los despidos y suspensiones. Al contrario, aceptan que continúen, al pedir que “se mantengan y se extiendan los programas REPRO” frente a las suspensiones.
Para triunfar necesitamos dar pasos en lograr una nueva dirigencia. La cúpula de UOM está preocupada porque vio las rebeliones obreras en Córdoba, Campana o Villa Constitución. Son concientes de los delegados combativos y democráticos que vamos eligiendo en cada fábrica y de las nuevas internas que responden a la base, enfrentan los despidos y defienden a sus compañeros.
Los luchadores de cada fábrica debemos contactarnos; organizarnos para que paguen todo lo acordado en cada fábrica o taller. Apoyar las luchas como Mahle o Paraná Metal para que triunfen. Y reemplazar a los delegados vendidos, eligiendo a quienes estuvieron al frente de la lucha. Sobra fuerza y ganas en la base para avanzar. Por eso de la UOM levantó el paro antes de que se les fuera más de las manos. ¡Los metalúrgicos estábamos marcando camino!

Alternativa Metalúrgica


Publicado

en

por

Etiquetas: