Cosmética sucia

Spread the love

Según la Agencia para la Protección de la Salud del Reino Unido (que no debe proteger a nadie siendo dependiente de un gobierno ultra liberal) cada mes aparecen más de 600 sustancias químicas nuevas en el mundo que se añaden a la lista de las 100.000 ya existentes. Más o menos 6.000 de éstas se utilizan para la fabricación de cosméticos.
Entre los más peligrosos podemos destacar los ftalatos y los liberadores de formaldehído. Los ftalatos son sustancias disolventes y suavizantes que se encuentran en cremas, esmaltes de uñas, perfumes, lacas de pelo y desodorantes. Se les relaciona con daños en los sistemas reproductores y endocrinos, así como en el aumento del riesgo de padecer asma y cáncer.
La exposición a estas sustancias está también ligada a un elevado riesgo de anomalías genitales en bebés.
Los liberadores de formaldehído son conservantes usados en casi toda la cosmetología. Pueden causar alergias, daños en las membranas celulares y malformaciones en los fetos. Se han probado también muchos casos de canceres de sinus y de garganta debido a su inhalación. El uso de formaldehído está prohibido en cosmética, pero como es un conservante muy barato y efectivo, la industria se las ha ingeniado para crear sustancias que, directamente, no se pueden considerar formaldehídos pero que lo liberan. La producción mundial de sustancias químicas se cifra a 400 millones de toneladas por año, debemos pensar en esto: ¿las necesitamos?

Eric Meurgey


Publicado

en

por

Etiquetas: