Paritarias ferroviarias

Spread the love

A espaldas de los trabajadores

En los últimos dos meses los ferroviarios intentamos retomar la paritaria para obtener un aumento salarial que equipare los aumentos de los precios que azotan a nuestras familias.
En marzo la directiva de Pedraza y su Lista Verde impusieron la suma fija de $ 300 a $ 400 para todos, que las conducciones dejaron correr para que el gobierno pudiera encarar las elecciones sin conflictos salariales. En la Unión Ferroviaria la excepción fue el Cuerpo de Delegados del Belgrano Norte, que en soledad hizo una medida de fuerza que no alcanzó para torcer la situación.
Reabiertas las paritarias en un escenario distinto luego de la derrota electoral del kirchnerismo, donde la Verde de Pedraza trata de reubicarse luego de su ferviente apoyo a las listas del gobierno, trata de incidir en la interna de la CGT, buscando una nueva ubicación para los gordos, distinta a la que les viene dando Moyano y defiende los millonarios subsidios que reciben sus socios, las empresas concesionarias.
Así es que necesitaban imponer como sus socios de la CGT (la UOM, Sanidad, etc.) un aumento superior al 17% que obtuvo Moyano en el gremio de camioneros, para hacerle sentir al gobierno que debe negociar con ellos ya que no están representados por el camionero.
Esto explica que la directiva de la UF, para que se mantengan los niveles de subsidios, convocó en dos oportunidades a paros de 24 horas, sin ninguna intención de realizarlos mientras intentaba enfrentar la realización de asambleas, sobre todo en TBA, donde percibieron un importante debilitamiento de la Bordó que, fuera de toda negociación, amagaba una y otra vez con intentar desbordar con el Ferrocarril Sarmiento, quedando siempre a mitad de camino.
Así, en el Sarmiento transcurrieron dos importantes asambleas donde se convocaron a dos marchas, una a Once y otra al Ministerio de Trabajo que mostraban la decisión de los compañeros de enfrentar el cerrojo de la directiva. Pero, desde la Bordó, no se animaron a darle continuidad aflojando en los momentos decisivos.
Finalmente se obtuvo un 21% retroactivo a marzo, con la directiva peleando porque no se exprese la bronca de los trabajadores, cerrando todos los canales de participación y la Bordó en el Sarmiento, sólo preocupada por la interna y su recortada capacidad de negociación con la empresa. Olvidándose ambos de lo que reclamaban los ferroviarios. Sólo falta cerrar la paritaria en el Tren de la Costa, donde a los reclamos respondieron con un despido que el directivo de ese ferrocarril dejó correr.
Hace falta una verdadera oposición
La paritaria puso de manifiesto la necesidad de rearmar la oposición a Pedraza para enfrentar la política de la conducción Verde que actúa de espaldas a los ferroviarios y con una Bordó que no va más para organizar a los compañeros en todos los ferrocarriles y ni siquiera es consecuente con los reclamos que los compañeros del Sarmiento votaron en asamblea.
Necesitamos una oposición que no afloje en los momentos decisivos, que no deje para marzo la discusión de la normativa donde los ferroviarios debemos obtener las 6 horas para todos los compañeros, las recategoriza-ciones, terminar con las terce-rizaciones y mejores condiciones de trabajo en un ferrocarril cada vez más peligroso por los sistemáticos accidentes productos de la falta de inversión de las empresas.
Desde la Lista Violeta nos ponemos a disposición de encarar estas tareas en unidad y peleando porque se escuche la voz de los compañeros.

Claudio Carreño


Publicado

en

por

Etiquetas: