Tucumán

Spread the love

Por un paro provincial CGT-CTA


Marta Navarro, enfermera. Delegada Centro de Salud.

El conflicto está fuerte, después de dos meses, los hospitales son una trinchera de lucha. Para todos es una experiencia tremenda. Como delegada participé con una delegación de dos reuniones con el gobierno en el Arzobispado, donde asistieron tres ministros, de Gobierno, de Salud y de Economía y no propusieron nada más que darnos $ 20 a la base de cálculo, que no tenían más plata y que los fondos los iban a sacar del Subsidio de Salud, de nuestra obra social. El arzobispo Villalba pidió un gesto nuestro para negociar: que levantáramos las medidas mientras dure la negociación y que el Cuerpo de Delegados tenga poder de decisión. Le explicamos que eso era imposible, que los Autoconvocados tenemos nuestro método democrático, que sólo somos representantes, que aquí todo se decide en asamblea y estaba votado el paro por tiempo indeterminado. Y así fue, cuando informamos, en casi todos los hospitales, se rechazó suspender las medidas y se ratificó el paro.
Ahora estamos organizando comisiones por hospital, el fondo de huelga, la información a la comunidad, hicimos una olla popular, es una gran unidad que tenemos entre todos.
Pero estamos convencidos que si hay un paro nacional de la salud, en nuestro apoyo, es necesario un paro provincial, que deben llamar la CGT y CTA que dicen apoyarnos, para lograr torcerle el brazo a Alperovich.


Publicado

en

por

Etiquetas: