¿Qué hacer con los 6.500 millones de dólares que Cristina le va a pagar al Club de París?

Spread the love


Los usureros son por definición insaciables.
Aclaramos esto de entrada para entender que cuando el gobierno dice que estaría dispuesto a pagar los 6.500 millones al Club de París como forma de empezar a «normalizar» sus relaciones con el FMI, en realidad está abriendo la puerta a un cuento de nunca acabar.
Los acreedores al principio aceptarán esto, pero sólo como adelanto de buena voluntad. Después irán por más, porque querrán que les paguemos los intereses y a los demás bonistas. En realidad ellos hablan de un total de más de 16.000 millones y a esto hay que agregarle los más de 14.000 millones que este año hay que pagar de las obligaciones ya contraídas.
Toda esa enormidad de plata se irá en la timba de la bolsa y la usura internacional. Desde el MST decimos que no hay que pagar un peso más de esa fraudulenta deuda. Lo que hay que hacer es pagar la ceuda con los trabajadores y el pueblo. Con esa plata podríamos, por ejemplo:

* Paliar el hambre de los indigentes

Con lo que Cristina se apresta a pagarle al Club de París se podrían cubrir las necesidades alimentarias diarias de casi 6 millones de personas durante todo un año. Esto es más de lo que no sólo el INDEK sino las consultoras privadas reconocen como la cantidad de indigentes que hoy pasan hambre en el país.

* Realizar un plan de viviendas populares

Sólo con los 6.500 millones para el Club de París se podrían construir más de 500.000 viviendas populares, dando trabajo a dos millones de personas en forma directa y reactivar las industrias derivadas de la construcción. Si tomáramos la totalidad de lo que se dispone a pagar este año la cifra llegaría a 3.000.000 de viviendas, y así se eliminarìa buena parte del problema de la desocupación por años.

Reactivar la red ferroviaria

Con la mitad de la plata que se dispone a pagar, según los estudios realizados por las organizaciones que conforman el proyecto “Tren para todos”, se podría reactivar y poner a nuevo 18.000 km de vías férreas, 7.000 para transporte de pasajeros y el resto para carga. Esto incluiría unas 300 locomotoras, 900 coches de pasajeros y 15.000 vagones para carga. Lo que permitiría abaratar el transporte tan caro hoy por culpa del monopolio que ostentan las empresas de colectivo, descongestionar rutas evitando accidentes y muertes, y conectar cientos de pueblos hoy abandonados.

Aumentar las jubilaciones

Sólo con la plata que quieren pagarle al Club de París se podría elevar durante un año en 250 pesos los haberes de los 4 millones de jubilados del país. Si consideramos además los vencimientos de intereses y cde apital de la deuda para este año, estarían garantizados más de 4 años de esta recomposición, sin tocar ni un peso de la ANSES a la que los K siguen saqueando para comprar voluntades políticas. O se podría duplicar el presupuesto del PAMI para la atención de los más de 4 millones de jubilados. En vez de eso, Cristina hace pocos días le sacó a ese Instituto $ 1.630 millones… ¡para pagar el vencimiento de una letra a los acreedores de la deuda!

Construir caminos

Todos sabemos que las rutas de nuestro país están colapsadas. La inmensa mayoría de ellas son de doble mano, angostas y prácticamente sin mantenimiento. Con los 6.500 millones que se disponen a pagarle al CLub de París, se podrían construir más de 7.000 km de autopistas de última generación o 20.000 km de una traza normal extra para reforzar las ya existentes. Como en el ejemplo de las viviendas, un plan así permitiría generar miles de puestos de trabajo genuino…
Y así podríamos seguir dando muchos otros ejemplos para demostrar que esa cuantiosa suma que se va a ir al pago de la deuda serviría para solucionar problemas concretos del pueblo, como la desocupación, la educación, la salud pública y otros igualmente graves y urgentes.
Debemos impedir que el gobierno se salga con la suya y cumpla las exigencias del FMI, porque significan un verdadero robo a los trabajadores y el pueblo argentino, que pagaremos con más hambre, miseria y desempleo.


Publicado

en

por

Etiquetas: