Transgénicos clandestinos

Spread the love

En Europa, las grandes empresas Pioneer y BASF proponen nuevas variedades de girasoles transgénicos, cuya particularidad es -como muchos otros transgénicos- la de ser tolerante a un herbicida. La gran diferencia es que están excluidos del campo de aplicación de la directiva europea. ¿De qué se trata exactamente?
El girasol SU7 de Pioneer es lo que llamamos un “trans-génico clandestino”. Clandestino, porque proviene de una mutagénesis (modificación de un gen especifico gracias a la exposición a una sustancia mutágena química), y no de una transgénesis (introducción de un gen en un organismo vivo) como los transgénicos que ya conocemos. Los organismos vivos que provienen de una mutagénesis no están legalmente considerados como transgénicos y así responden a la reglamentación de los vegetales comunes.
Ello hace que estos venenos estén exentos de los pedidos de autorización y evaluaciones en términos de salud del medio ambiente… Sin embargo, el resultado de la utilización de plantas resistentes a los herbicidas desde hace más de 10 años es catastrófico: los yuyos se volvieron tolerantes a esos herbicidas. Y las dosis de pesticidas que supuestamente iban a disminuir, aumentaron.
Estos nuevos yuyos que los yanquis denominan adventices se han vuelto prácticamente incontrolables.
Frente a estos avances descarados y más atrevidos de las compañías multinacionales tendremos que ser más estrictos en nuestras propuestas de leyes en materia de protección del medio ambiente.
No debemos permitir que la ambición capitalista de producir sin importar los resultados ecológicos nos diga qué debemos comer y qué no…

Eric Meurgey


Publicado

en

por

Etiquetas: