Cesar Robles, Juan Carlos Nievas y Rubén Darío Boussás

Spread the love

La sangre obrera que es lucha y es bandera

Hace 35 años nuestro partido, que en ese entonces se llamaba Partido Socialista de los Trabajadores (PST) sufría un duro golpe. Tres de sus militantes eran asesinados por la temible Alianza Anticomunista Argentina.
El día 3 de noviembre de 1974, mientras nuestro partido celebraba su Congreso, una triste noticia enlutó el evento. Los cuerpos sin vida de dos jóvenes militantes partidarios seguían completando la lista de secuestrados y asesinados por la Triple A.
Personas de civil portando credenciales policiales habían alzado de sus domicilios particulares al joven estudiante Rubén Boussás y al obrero de la firma Nestlé Juan Carlos Nievas.
Por la noche, cuando aún no se había completado el regreso de los congresales a sus lugares de procedencia y cuando el partido ultimaba los preparativos para el velatorio, llegó la noticia de un nuevo asesinato de los parapoliciales. Esta vez, la víctima, había sido César Robles, introducido dentro de un automóvil a la vista de testigos en el barrio de Primera Junta y asesinado a veinte cuadras del lugar.
César, era uno de los principales dirigentes partidarios, había sido parte dl ascenso estudiantil del `58 generado en el conflicto sobre “laica o libre”. En 1967, ya como secretario general, fue uno de los principales dirigentes del sector que enfrentó a Robì Santucho en el PRT.
El año 1970 lo encontró dirigiendo la regional Córdoba del PRT La Verdad. En 1974 integró la delegación del PST que concurrió al Xº Congreso Mundial de la IVª Internacional, polemizando con las posiciones pro-guerrilleras orientadas por Ernest Mandel.
A 35 años de sus asesinatos recordamos a tres militantes socialistas revolucionarios. Sosteniendo que el mejor homenaje que podemos rendirles, es la lucha diaria y constante contra la explotación capitalista y la construcción de una sociedad socialista.

G.R


Publicado

en

por

Etiquetas: