La nueva “reforma política”

Spread the love

Nuestras propuestas para una verdadera reforma

Al igual que pasó con el “diálogo político”, los superpoderes, la nueva ley de medios y otros temas clave, ni el gobierno kirchnerista ni la oposición parlamentaria quieren que el pueblo participe y decida qué reforma política hace falta. Todo lo cocinan entre cuatro paredes de la Rosada o con pactos y transas en el Congreso. Los socialistas proponemos lo contrario:
• Para que el pueblo realmente pueda debatir y resolver en forma democrática un nuevo modelo económico y político de país, estando ya de cara al Bicentenario de 2010, se debería convocar a elecciones nacionales para una Asamblea Constituyente libre y soberana.
• Como parte de esos cambios de fondo, hace falta una profunda reforma política. Anular todas las leyes de lemas, colectoras, acoples, listas espejo y demás trampas político-electorales. Y para evitar las maniobras de los viejos aparatos, hay que instaurar el voto electrónico y la boleta única.
• Por una Cámara de Diputados única, disolviendo el Senado aristocrático. Distribuir los cargos en proporción directa a los votos obtenidos, sin ningún piso ni otras restricciones y tomando al país como un distrito único. Lo mismo para las legislaturas de las provincias y de la Ciudad de Buenos Aires.
• Revocabilidad del mandato de todo aquel legislador o funcionario público que no cumpla sus promesas de campaña. Rebajar sus dietas al salario de un director de escuela de doble turno. Juicio y castigo a todos los corruptos, con embargo de sus bienes hasta que restituyan íntegramente lo robado.
• Prohibir el financiamiento empresarial a los partidos políticos. Igual espacio en los medios de difusión. En vez de esta democracia tramposa, establecer una real participación y control popular mediante presupuestos parti-cipativos, consultas, plebiscitos, asambleas y otros mecanismos de democracia directa.


Publicado

en

por

Etiquetas: