Macri se victimiza

Spread the love

“Lo de James es un complot”

“Todo es mentira por parte del kirchnerismo y la Policía Federal”, aseguran en el Pro. Intentan entorpecer la investigación sobre las escuchas telefónicas clandestinas.

Al no poder explicar por qué le paga a un espía para investigar a sus opositores, Mauricio Macri recurrió a la estrategia de la victimiza-ción. Se queja de que existe un “complot” contra la Policía Metropolitana. Contesta con evasivas, porque no puede dar respuesta a ninguno de los problemas de los porteños y porteñas.
Tampoco pudieron dar ninguna explicación el ministro de Seguridad, Guillermo Moreno, ni el ministro de Educación, Mariano Narodowski, cuando fueron interpelados en la Legislatura. Este último sólo argumentó ignorar las tareas que cumplía James haciendo auditorías para el Ministerio. ¿Ignoraba qué hacía el empleado que mejor cobraba en toda su cartera con 140 mil pesos por menos de dos años de trabajo?
Es que para el macrismo, hacer tareas de inteligencia sobre lo opositores no es motivo de renuncias. “Acá no se va nadie, porque no hay motivos. Si se hace algo, será algo equilibrado y más adelante”, explicó el asesor de Macri, José Torello. Inclusive el diputado del PRO, Esteban Bullrich, dijo al diario Crítica que “no hay razón para asociar a Educación ni a Mariano Narodowsky con lo que se está diciendo. Una renuncia da lugar a acusaciones falsas”. Parece que Bullrich olvida que, entre otras cosas. las “auditorías” que se le encargaban a James incluían indagar por el lugar de militancia de los docentes que paraban durante el conflicto del año pasado.

Para el garrote sí hay presupuesto

Los socialistas estamos convencidos de que la inseguridad no se soluciona con más policía y mano dura, sino con trabajo y educación. Pero en ambas cuestiones el gobierno de Mauricio Macri hace agua. Mientras que por un lado no existe ningún plan para crear puestos de trabajo, por el otro la plata del presupuesto para las escuelas públicas la han congela. Lo que no congelan es el presupuesto para la represión.
Es por eso que el Ministerio de Ambiente y Espacio Público Porteño seguirá disponiendo de varios millones de pesos para sostener la UCEP (Unidad de Control de Espacios Públicos). Se trata de matones a sueldo, mercenarios que se dedican a desalojar a los pobres e indigentes que no tienen donde vivir, o incluso a los que viven en la calle y “contaminan” el paisaje de los barrios de zona norte. Estos mercenarios, que cuentan entre sus filas con ex policías y barras bravas con extensos prontuarios, se han cobrado ya su primera víctima fatal: Graciela Cisneros, una mujer embarazada que perdió a su hijo luego de la paliza que le dio la patota de la UCEP para echarla de donde se encontraba descansando. Fue la madrugada del jueves 1º de octubre cuando estos matones golpearon violentamente a las personas que dormían en un asentamiento en la calle Pasco al 1300.
El camino represivo de Macri incluye la contratación de Eugenio Burzaco para hacerse cargo de la policía porteña, quien está vinculado al responsable político del asesinato del maestro Carlos Fuentealba, el ex gobernador neuquino Sobisch. No sólo eso: en los últimos años Burzaco ha aconsejado además a Carlos Blumberg y hasta al Partido Republicano de los Estados Unidos. Hay que enfrentar a Macri y a todos sus funcionarios de derecha con la unidad y la movilización.

Federico Milman


Publicado

en

por

Etiquetas: