Subsidio «universal» por hijo

Spread the love

Es insuficiente, no llega a todos y se lo descuentan a los trabajadores.

Quizás Ud. compañero que hace años que cobra un miserable plan social de $ 150- se haya alegrado cuando se enteró que ahora va a cobrar unos pesitos más. Ya que de acuerdo a lo anunciado por la presidenta si Ud. está desocupado, trabaja en negro o gana menos del mínimo que son $ 1.500 ahora, tendrá $ 180 pesos mensuales por hijo, de los que cobrará $ 144- en la mano y el resto lo cobrará acumulado una vez al año, presentando certificados de vacunación y escolaridad.
Si el gobierno se vio obligado a esta medida es porque a la miseria creciente de millones se suma una situación de desborde social y luchas que tiene preocupada a toda la gran patronal, al propio gobierno K y a los representantes de la oposición patronal.
Pero después de estos pocos pesos más, todo es trampa y verso.
Es insuficiente: la canasta de alimentos básica, la que marca el límite de la indigencia está hoy en $ 800 para una familia tipo con dos hijos. Esa familia cobrará en la mano $ 288- Está muy lejos de poder comer si no tiene trabajo. Ni hablemos de vestirse, mandar los chicos a la escuela como exige este subsidio, pagar la luz o el gas, o tomar el colectivo…
Está focalizado y no es universal: en primer lugar no llega a todos los niños, porque hay un grado alto de deserción escolar y con esta plata no se logra que chicos con hambre vuelvan a la escuela. Pero como está focalizado sólo sobre los hijos, los trabajadores desocupados sin hijos, o con hijos mayores o cerca de la edad de jubilarse no reciben nada. Los jóvenes sin trabajo ni estudios que sólo en el conurbano representan 400.000 almas y son un sector en grave riesgo social, no son alcanzados por este plan.
La plata que cuesta el plan se la sacan a los trabajadores y no a los ricos: Se calcula que el plan costará unos 10.000 millones por año, pero no se lo sacan a la renta financiera, a los pagos de la deuda externa o a los grandes capitalistas. Se lo sacan a los trabajadores y a los jubilados, ya que lo va ha financiar el ANSES. La plata que tendría que servir para aumentar las pobres jubilaciones (el 70% gana la mínima) la usan para financiar empresas, pagar deuda o ahora para este subsidio.
Y para completar la estafa los gobiernos nacional y provinciales, se van a ahorrar 5.000 millones de pesos en programas sociales que ahora van a ir a ser solventados por el ANSES, al que han sido transferidos en la perspectiva de que sean reabsorbidos por este nuevo plan. Y con esa plata, adivine… Van a pagar deuda externa y los compromisos clientelares de la caja de los K.
Desde el MST no creemos que de esta forma se ataca seriamente la miseria y al contrario se va a buscar liquidar el resto de los planes sociales. Nosotros creemos que en primer lugar hay que crear y proteger el trabajo existente y aumentar el nivel salarial hoy totalmente retrasado con respecto al costo de vida. Se tienen que impedir por ley los despidos y suspensiones y nacionalizar toda empresa que no garantice los puestos de trabajo. Se tiene que invertir en un verdadero Plan de Obras Públicas que genere millones de puesto de trabajo y no en las truchadas de planes de construcción que anuncia el gobierno y nunca concreta.
Y en la transición mientras haya millones sin acceso al trabajo genuino, los planes sociales tienen que univer-zalizarse y garantizarle a cada trabajador desocupado un mínimo que cubra los alimentos de la canasta básica que hoy ronda los $ 800. A esto debería sumarse una asignación por hijo para todos los trabajadores en blanco, en negro o desocupados que como mínimo debería duplicar la miserable asignación actual.


Publicado

en

por

Etiquetas: