Kraft/Terrabusi: La patronal vuelve a despedir compañeros

Spread the love

¡Hay que seguir la lucha ya!

Asumió la nueva interna. La patronal concretó despidos y se siente más fuerte ante la división en dos sectores de la vieja interna. Hay que pararle la mano.
A pocas horas de haber asumido la nueva comisión interna, encabezada por “Poke” Hermosilla, los 8 compañeros que estaban suspendidos fueron notificados de que su despido se había concretado. Estos compañeros eran parte de los 53 trabajadores excluidos en el acta que equivocadamente había firmado la mayoría de la anterior interna. De esta forma, la multinacional Kraft decidió romper la paz social y volver a mostrar su verdadera cara. Lo hizo apoyada en la política equivocada de los dos sectores de la vieja interna, que se dividieron durante la lucha y se presentaron en listas separadas. La patronal se siente más fuerte para volver a la carga contra los trabajadores. No podemos permitirlo. Hay que seguir la lucha y hacerlo ya mismo.
La heroica lucha de los trabajadores de Kraft, frenó el plan de la multinacional yanqui de cerrar un turno, despedir centenares de compañeros y avanzar en implantar medidas de esclavitud laboral al interior de la fábrica. Los 38 días de paro dentro de la planta, los cortes de la Panamericana, el enfrentamiento a la brutal represión ejecutada por el gobierno nacional y provincial y la enorme solidaridad con la lucha que se extendió a todo el país, obligaron al ministerio de trabajo a intervenir y frenaron el plan de la patronal.
Como hemos dicho en artículos anteriores, estamos convencidos que la lucha de los trabajadores de Kraft daba para más, y que fue un grave error de los compañeros de la CCC haber firmado el acta que, desoyendo el mandato de las asambleas, dejaba 53 compañeros en la calle. Y fue también un grave error del PTS, dividir en forma permanente a los trabajadores de adentro con los de afuera, negar las resoluciones de las asambleas dentro de la fábrica y hacer públicas hacia la empresa, el gobierno y los medios, las diferencias con el otro sector de la interna. Todo esto fue debilitando la lucha heroica de los trabajadores.
Aprovechando la división de la interna, Daer y la burocracia del STIA, en complicidad con la patronal, convocaron a elecciones de interna para el 3-11. No les importó los compañeros despedidos, ni la continuidad de la lucha. Hicieron todo tipo de maniobras fraudulentas, para ver si podían recuperar la interna.
Pero los trabajadores de Kraft conocen muy bien a la burocracia de Daer. Y los terminaron de conocer en la reciente lucha. Son traidores, son carneros, son agentes a sueldo al servicio de la patronal negrera.
Por eso, a pesar de las maniobras y el fraude, la lista del sindicato que se presentaba como “independiente”, salió última y fue rechazada por los trabajadores. Pero lamentablemente, los dos sectores de la interna se dividieron y se atacaron entre sí. La lista 1, encabezada por Hermosilla, ganó las elecciones con 676 votos. La lista 2, encabezada por Bogado, obtuvo 660 votos. La votación expresa un castigo a Bogado que conducía la interna de hacía 17 años por la firma del acta, un reconocimiento al sector que propuso continuar la pelea, pero también expresa la lamentable división a la que los dos sectores condujeron a los trabajadores. Y así surge una interna más débil, con la fábrica dividida, y con la patronal envalentonada para volver a atacar a los compañeros.

Enfrentar el ataque patronal

La lucha por la reincorporación de los compañeros despedidos no puede seguir esperando. Tampoco la exigencia de que no haya un solo despido más, que se pague la totalidad de los salarios a los compañeros reincorporados y se retire el “código de convivencia” que impone ritmos de trabajo de esclavitud.
La semana pasada se hicieron dos marchas al Ministerio de Trabajo. Y hoy se está haciendo una marcha al Obelisco. Pero con estas acciones no alcanza. Hay que pegarle a la empresa y al gobierno donde más les duele. Hay que volver a cortar la Panamericana sumando compañeros de todos los turnos junto a los despedidos y las organizaciones que apoyamos la lucha. Hay que hacer una gran campaña entre los trabajadores explicando que la empresa rompió la paz social y que si no le paramos la mano, va a volver a la carga con su plan de despidos masivos. Hay que instalar en la población que la lucha de Kraft sigue viva, y volver a convocar a todas las organizaciones sociales, sindicatos y comisiones internas, centros de estudiantes y partidos de izquierda, para volver a la lucha.
También hay que continuar y fortalecer el Fondo de Lucha, porque los compañeros despedidos y sus familias lo necesitan más que nunca.
Mientras tanto, una gran tarea es reorganizar en forma inmediata el Cuerpo de Delegados, exigiendo al sindicato y al Ministerio que los reconozca como tales. Como hicimos durante todos los días que duró la lucha, desde el MST vamos a estar en la primera fila de esta batalla.

Ana Urruti


Publicado

en

por

Etiquetas: