¡Macri no sirve ni para espiar!

Spread the love

El Fino preso y Chamorro echado

Finalmente fue imposible ocultar las verdaderas “funciones” de la Policía Metropolitana de Macri: espiar y reprimir.
Se supo que el sucesor del Fino Palacios, Osvaldo Chamorro, manejaba informes sobre dirigentes sociales, del jefe de gabinete macrista Horacio Rodríguez Larreta, de legisladores opositores y hasta se habla de escuchas al matrimonio K. Desde España, Macri no tuvo otra que echarlo. También está procesado el secretario administrativo de la Metropolitana, Guillermo Rodríguez.
Chamorro había reemplazado hace poco a Palacios, quien a su vez había renunciado ante el repudio generalizado. La última novedad es que el Fino quedó detenido y a disposición del juez Norberto Oyarbide en la causa por espionaje a familiares de víctimas del atentado a la AMIA. El nuevo titular de la Policía Metropolitana, Eugenio Burzaco, asumirá recién el 10 de diciembre.
Estos nuevos escándalos se suman a los desalojos y represiones comandadas por la patota de la UCEP, que lejos de cuidar a los vecinos reprime a las personas en situación de calle, y al procesamiento de luchadores populares, como los docentes de ADEMYS por la clase pública que hicieron frente a la casa de Gabriela Michetti. El gobierno de Macri inició a principios de año una causa penal contra dos vecinos que se resistieron al enrejado de la Plaza Martín Fierro, en San Cristóbal. Como denuncia la Coordinadora de Lucha “La dignidad no se privatiza”, esta política represiva incluye también desalojos en centros culturales y sociales, configurando una ciudad excluyente y represiva.
Sale así a luz la verdadera función de la Policía Metropolitana, que aun sin estar en funciones ya revela su rol represivo. Junto al PRO, hay responsabilidad política del kirchnerismo porteño que le aportó a Macri los votos necesarios para crear su policía. Los que le dieron la navaja al mono no pueden ahora jugar al “yo no fui”… Desde el MST proponemos impulsar la exigencia de renuncia del ministro Guillermo Montenegro, la interpelación a Larreta y al propio Macri, y la derogación de la nefasta ley de la Policía Metropolitana.

Maru Landa


Publicado

en

por

Etiquetas: