10 al 14 de diciembre

Spread the love

VII Congreso Nacional del MST

Delegados de todo el país, con invitados internacionales, nos vamos a reunir para debatir la realidad mundial y nacional junto a las perspectivas para la construcción de un fuerte partido revolucionario.


Ruben Tzanoff

Nuestro Congreso arrancó en septiembre, mes desde el cual en cada reunión de organismo del partido se debaten los documentos presentados por la dirección nacional y los aportes formulados por otros compañeros. También se realizaron plenarios conjuntos entre distintos sectores. Finalmente, en cada plenario serán votados los delegados al Congreso que sesionará durante cuatro días.
Hubo un esfuerzo enorme de compañeras y compañeros del MST debido a que la presentación de los materiales puestos a consideración del partido y los debates mismos se fueron haciendo al calor de uno de los momentos más álgidos de la lucha de clases, con la irrupción del movimiento obrero en la escena de Terrabusi y el Subte. También con el reanimamiento de la lucha de los desocupados. Sólo por nombrar dos de las tantas expresiones de conflicto que cruzan el país enfrentando a los Kirchner, la patronal y la vieja burocracia sindical del PJ.
Este esfuerzo vale mucho y expresa a un partido vivo, debatiendo ampliamente, analizando, balanceando su actividad y pegando como un solo puño en la movilización y la lucha. Seguramente estas ricas experiencias serán de vital importancia para llegar a conclusiones acertadas, elaborar colectivamente la política a desarrollar y el qué hacer del próximo período. El método democrático de debatir, intercambiar y votar, es un reaseguro que acompaña a nuestra corriente desde siempre. Configura la versión opuesta a la pantomima de democracia que realizan los partidos patronales cuando realizan sus «Congresos» en dónde sólo se juntan a “contar porotos”, distribuir cargos internos o en el gobierno y a preparar grandes curros, siempre de espaldas a la militancia de base.
El Congreso se enriquecerá con la presencia de compañeros del PSol de Brasil, de Marea Socialista de Venezuela; Bielorrusia y otros países hermanos. Con ellos, con Vilma Ripoll, con Marcelo Parrilli que asumirá como diputado y con Néstor Segovia, con trabajadores de Kraft, luchadores sociales y estudiantiles, vamos a realizar la Sesión Inaugural del Congreso el 10 de diciembre (ver contratapa).

Una nueva etapa

El primer documento que se va a debatir lleva por título: “La crisis del capitalismo imperialista, los cambios en el mundo y las tareas de los revolucionarios”. El mundo está profundamente interrelacionado y no se puede entender cabalmente lo que pasa en un país sin arrancar de una visión global. A partir de la crisis del 2008 en EE.UU., a la que muchos analistas llaman ”La caída del Muro de los Capitalistas” se abre la posibilidad de que millones de personas superen las confusiones causadas por la propaganda imperialista iniciada en 1989 con el estallido de la URSS y vuelvan a ver al Socialismo como una salida viable.
La tesis fundamental sobre la que se asienta el material es que hay una nueva etapa mundial, que a caballo del desarrollo de nuevos fenómenos sociales y políticos puede abrir una oportunidad única para la construcción de partidos socialistas revolucionarios con influencia de masas. Tambien para avanzar en el Reagrupamiento Internacional de los Revolucionarios, que estamos impulsando junto a corrientes hermanas de otros países.
Sigue recorriendo el mundo una oleada antiburocrática en la que nuevos dirigentes y activistas cuestionan a los viejos aparatos y se organizan para pelear y decidir todo democráticamente. Hay una nueva correlación de fuerzas a partir de la derrota de la contraofensiva imperialista que había decretado la “muerte del socialismo” y la llegada de un “nuevo orden mundial” capitalista. El neoliberalismo de una década quedó sepultado por las luchas obreras y populares que recorrieron y recorren el mundo.
La crisis del capitalismo es global: económica, social, política, ideológica y hasta moral; no la superaron y se sostiene en el tiempo, teniendo como epicentro a Estados Unidos, el amo del mundo, a los imperialistas europeos a Japón y a otras potencias como China, que no puede reemplazar al golpeado imperialismo norteamericano como una nueva locomotora de recuperación.
Las vertientes políticas refor-mistas van a estar en una encrucijada: o avanzan en medidas de fondo en un camino socialista o se siguen manteniendo dentro de los límites del capitalismo y sus instituciones; sin poder dar respuesta a los problemas acuciantes de los trabajadores y el pueblo.
Si todas estas tendencias se confirman, es factible que surjan corrientes revolucionarias que se planteen la necesidad de derrotar al capitalismo e imponer una salida socialista.
El Socialismo con Democracia, opuesto por el vértice a la caricatura del “socialismo real” de cuño stalinista que existió en los países de Europa del Este, es la única salida de fondo para derrotar al capitalismo y la perspectiva de barbarie hacia la que va.

Los K, las luchas y los cambios bruscos

La lucha de Terrabusi produjo un cambio brusco que se confirmó y profundizó con los paros del Subte que pusieron en jaque al gobierno y a la burocracia sindical, ocupando el centro de la escena política y siendo un ejemplo del nuevo modelo sindical combativo y democrático que nace de las entrañas del movimiento obrero argentino. Los Autoconvocados de la salud de Tucumán son otra muestra de lo nuevo que está surgiendo.
La vanguardia obrera luchadora tomó un nuevo impulso que preocupa a las patronales y al gobierno. Y la izquierda, en especial nuestro partido, está ocupando un rol de privilegio en las luchas y el proceso de surgimiento de una nueva dirección sindical y política. Esto prueba una vez más que es falso afirmar que “se viene la derecha” como agita el kirchnerismo para ganar adeptos.
El gobierno respondió a la paliza electoral con distintas iniciativas: fútbol para todos, ley de medios y reforma política, ante lo cual hubo quienes creyeron que los Kirchner se habían fortalecido. Fue una ilusión óptica ya que están cada vez peor frente a los trabajadores y el pueblo que no les creen nada y los enfrentan.
A su vez la oposición se encuentra sin rumbo: no hay un sólido recambio burgués reconocido y en plena crisis del bipartidismo PJ-UCR al que Cristina pretende recomponer con la reforma política. La profunda descomposición de las instituciones y el rechazo de la población con mil formas de expresión mantienen latentes las características que tiñen la realidad política del país desde el Argentinazo del 2001. ¡Que se vayan todos! Es un grito contenido en la garganta de millones de argentinos.
La situación requiere de la más amplia unidad de acción para luchar. Pero no alcanza con esto. Para atacar los problemas de fondo es obligación de los revolucionarios brindar salidas transicionales y de fondo, en una disputa permanente contra los aparatos sindicales y políticos que expresan lo viejo, al calor de cuya pelea tenemos que construir el partido junto a lo mejor de la vanguardia.
El debate del proyecto de documento “Análisis y política para construir el partido en el próximo período” tendrá particular importancia en el evento que vamos a realizar.

A construir el partido

Serán parte de los debates las actuaciones en conflictos que marcaron la realidad nacional. Como siempre, vamos a balancear los aciertos y los errores que cometimos, con la firme convicción que de los errores se aprende.
Para aprovechar las grandes oportunidades tenemos que hacer algunos cambios, adecuaciones políticas, organizativas y poner más que nunca la proa en la ruta de hacer “Crecer, consolidar y formar” al MST, como expresa el documento de Balance y Orientación puesto a consideración de la militancia partidaria.
Uno de los grandes desafíos es crecer con el aporte de la nueva vanguardia obrera y juvenil que surge en las luchas y los procesos políticos y va cimentando el alumbrar de una nueva dirección sindical. Son miles los obreros industriales, docentes, estatales, trabajadores de servicios y otros que están buscando una alternativa sindical combativa y democrática. También buscan una alternativa política distinta a la de los viejos partidos patronales y del sistema, buscan explicaciones a los grandes procesos políticos que acontecen en el mundo y empiezan a plantearse como enfrentar la crisis capitalista con una salida de fondo, lo cual obliga a explicar pacientemente las propuestas transicionales anticapitalistas.
Además del movimiento obrero, contamos con el aporte de lucha de los desocupados y la fuerza y capacidad de rápida formación de los jóvenes estudiantes. Ambos sectores son una fuente inapreciable de fuerza militante para un partido revolucionario en Argentina.
Sin duda, la construcción de un partido revolucionario atraviesa por distintos momentos, pero siempre tiene que estar teñida del esfuerzo gris y cotidiano por sumar nuevos compañeros, debatiendo con ellos las distintas opiniones y ofreciendo al MST como una herramienta de lucha por la revolución socialista.
Lo vamos a hacer sin descuidar ni un instante la tarea de llegar con nuestras opiniones políticas a millones de personas, en las plazas, lugares de concentración masiva, con volantes, afiches y pintadas, en la voz de Vilma Ripoll, Marcelo Parrilli y otros compañeros.
Tenemos un vocero permanente, como organizador y tribuna de opinión independiente: nuestra publicación Alternativa Socialista. Ella debe acompañar como la sombra al cuerpo la actividad política cotidiana de cada militante, llegando a amplios sectores.
Las heroicas luchas de los trabajadores requieren de una expresión política que no los traicione y que marque un rumbo distinto al del PJ, la UCR y las variantes de centroizquierda. De hecho, ellos se ciernen a los marcos del sistema capitalista y las instituciones del régimen cuestionadas desde las jornadas del 19 y 20 de diciembre del 2001.
Estamos ante un enorme desafío que requiere de cada uno de nosotros avanzar en la politización: siendo cada día más internacio-nalistas, teniendo obsesión por la política para dar respuestas socialistas y revolucionarias, conociendo al detalle la política equivocada de otros partidos y dirigentes para combatirla, conociendo al detalle los sectores en que intervenimos y haciendo los mayores esfuerzos por el partido a la par de estudiar para estar mejor preparados.
Cada uno de los equipos del Movimiento Socialista de los Trabajadores, abre sus puertas a los que quieran conocer al partido, apoyar las luchas, pelear por la revolución y el socialismo con democracia obrera.
Saludamos a los compañeros y compañeras que participan de los debates pre-Congreso y nos preparamos para darles la bienvenida a la instancia democrática más importante del partido.


Publicado

en

por

Etiquetas: