Ante el brutal ataque a un compañero

Spread the love

Parazo en la Línea 60

El jueves 10, a las 4.30 de la madrugada, nos enteramos que a nuestro compañero Verón le habían amputado el dedo índice de la mano derecha cuando estaba trabajando en Escobar. Entonces, después de averiguar bien lo sucedido y dónde estaba internado, se hicieron asambleas en toda la línea y a partir de las 7 se suspendió el servicio completamente.
A eso de las 9.30, mientras unos 300 compañeros cortábamos la colectora de Panamericana a la altura de Ingeniero Maschwitz, arrancó una caravana con 200 colectivos de la línea que salió desde la cabecera de Constitución para juntarnos todos. Ahí se decidió marchar por la Panamericana hasta la Municipalidad de Escobar para exigir respuestas.
La verdad, nosotros creemos que este hecho pudo haber sido un “mensaje mafioso” frente a los reclamos que veníamos haciendo contra el trabajo en negro en la Línea 720 de la empresa MOTSA. Cuando llegamos a la Municipalidad hubo algunos forcejeos, porque no nos dejaban entrar argumentando que el intendente no estaba…
Al final logramos entrar y hablamos con el Concejo Deliberante y con el secretario de Transporte de la Municipalidad. Pero como no daban respuestas a nuestros reclamos, decidimos cortar todos los accesos a Escobar. Conseguimos que se abriera un diálogo. Volvimos a la cabecera de Maschwitz y se hizo una asamblea general con más de 600 compañeros, donde informamos los reclamos que habíamos hecho y el compromiso que habían asumido las autoridades de concretar una reunión con los responsables para esta semana.
Después de analizar las diferentes propuestas y evaluar como un éxito las medidas que habíamos hecho, la asamblea resolvió levantar el paro, pero suspender el servicio dentro de Escobar de 22 a 5 hasta tener la reunión que prometieron. Durante el fin de semana recibimos llamados de distintos funcionarios del gobierno provincial, incluyendo a Scioli, que el sábado fue a visitar a Verón y se comprometió a darnos una reunión el lunes 14 junto a sus ministros de Seguridad y de Trabajo. Hasta el momento se hicieron algunas reuniones, pero las soluciones no aparecen. Por eso vamos a hacer asambleas para ver cómo la seguimos. No queremos seguir con el corte del servicio nocturno, ya que sabemos que de esa manera se perjudica a un montón de trabajadores. Pero tampoco vamos a esperar a que haya un muerto.

Medidas de seguridad y jornada de 6 horas

Yo creo que el tema de la seguridad es un problema social, que no se resuelve poniendo más policía sino con cambios políticos y sociales. Pero a la vez, nosotros tenemos que pelear por defender la integridad de nuestros compañeros. En ese sentido creo que hay que pelear para que el gobierno y las patronales pongan medidas de seguridad, como puede ser un sistema de GPS y tarjetas magnéticas. Pero fundamentalmente pienso que hay que empezar a reclamar las 6 horas de trabajo para todos los conductores de colectivos, ya que está demostrado que nuestro trabajo es insalubre y también inseguro. En estos días hubo otros hechos parecidos en otras líneas, lo que demuestra que esta es una pelea que tenemos que dar juntos todos los trabajadores de colectivos. Los dirigentes de la UTA deberían dejar de esperar y ponerse al frente de esta pelea.

Ángel Perticaro,
delegado de MONSA – Línea 60


Publicado

en

por

Etiquetas: