Matrimonio

Spread the love

Un derecho de toda pareja

Al final, José María y Alex se pudieron casar. Fue el 28 de diciembre, en Ushuaia. El primer matrimonio en Latinoamérica entre dos personas de igual sexo. Tras el no de Macri, los autorizó la gobernadora fueguina Ríos. Este paso hacia la igualdad de derechos fue un logro de esta pareja y de la Federación LGBT. Vilma Ripoll les hizo llegar su saludo.
La Corte Suprema debe resolver sobre algunos casos de matrimonios denegados a parejas del mismo sexo. La Federación va a presentar recursos de amparo en todo el país e insistirá en que el Congreso debata los proyectos de ley (que los K se negaron a tratar cuando eran mayoría). En diciembre le pidieron a Cristina una audiencia urgente, pero ni noticias…
Los que enseguida saltaron contra el matrimonio gay fueron algunos abogados retrógrados: el titular del Colegio Público de Abogados porteño, el Colegio de Abogados de la Ciudad de Buenos Aires y la Corporación de Abogados Católicos. Y muchos políticos dicen que “la sociedad no está preparada”. Mienten. Todas las encuestas de los últimos años (La Nación On Line, la que encargó Página 12 a una consultora en 2007 y la que encargó el gobierno a Analogías en 2008) indican que un 70% de la gente está a favor.
También mienten las cúpulas religiosas, empezando por la Iglesia Católica, a la que habría que separar totalmente del Estado. Según el obispo de Santa Cruz y Tierra del Fuego, “reconocer o equiparar las uniones homosexuales al matrimonio sería convertirlo en un antimodelo”. Dijo que así “se niega la procreación y la supervivencia de la especie humana” y llamó a “pensar en los niños que crecerán pensando que la conducta homosexual es natural”…
Es vergonzoso oír esto en el siglo XXI. Aunque predomine la hetero-sexualidad, las conductas homo- y/o bisexuales son parte de lo natural. Las hay en todas las épocas, naciones y clases sociales. Y la especie humana igual sobrevive. Se estima que un 5% de la población es de alguna minoría sexual. En Argentina, significa unos dos millones de personas.
Al igual que la noción de familia, el que la homosexualidad sea aceptada o perseguida es una cuestión cultural y por lo tanto cambiante. En la Grecia antigua, era habitual. En Oceanía y otras sociedades, era aceptada. Algunos credos evangelistas admiten la poligamia: un marido y varias esposas. Lo mismo los musulmanes: hasta cuatro, si las puede mantener. En cambio en África aún queda alguna tribu poliándrica: una esposa y varios maridos. En casi toda Europa y Canadá hoy el matrimonio gay ya es legal, incluso con derecho a adoptar y heredar. En Portugal se aprobó hace 15 días.
Si bien no las compartimos, los socialistas respetamos todas las creencias religiosas. Lo que combatimos es que las cúpulas del clero y la mayoría de los políticos del sistema pretendan imponerle sus dogmas a toda la sociedad y sigan negando derechos básicos de las minorías sexuales, y también de las mujeres como el derecho al aborto. La lucha sigue.

Pablo Vasco


Publicado

en

por

Etiquetas: