Andalgalá: la lucha venció a la represión, la complicidad estatal y las mineras

Spread the love

Fuera Agua Rica y Bajo La Alumbrera

Andalgalá, en Catamarca, es hoy una ciudad sitiada y un ejemplo perverso de cómo los intereses económicos de empresas multinacionales, con sus cómplices locales, actúan en detrimento del pueblo que siente cómo el “tren del progreso” que les promete un inmenso aparato publicitario se constituye en una eficaz fachada para resquebrajar históricos modos de vida y degradarlos al punto de impulsar su inexistencia, la destrucción de la naturaleza y la acumulación en pocas manos.

Saqueo, expoliación y genocidio

Bajo la Alumbrera se encuentra en Belén, a unos 150 km al noroeste de Andalgalá. Los derechos de propiedad de la mina están en manos de la empresa estatal Yacimientos Mineros Aguas de Dionisio (YMAD) integrado por la provincia de Catamarca en un 60%, la Universidad Nacional de Tucumán y el Estado nacional. A su vez está conformada por tres empresas privadas: la suiza Xstrata (50%) y las canadienses Goldcorp Inc. (37.5%) y Northern Orion Resources Inc. (12.5%).
En 1992, la canadiense Musto Ltd. ganó por la licitación del yacimiento pagando apenas 5 millones de dólares, tomando control sobre la 5ª mina de oro y cobre del mundo. Se construyó un mineraloducto de 320 km de extensión desde el yacimiento hasta la provincia de Tucumán y sirve a Minera La Alumbrera para transportar un concentrado de mineral triturado, mezclado con agua y sustancias perjudiciales. Antes de embarcarlo en los 150 vagones ferroviarios de la empresa, la mezcla es deshidratada para transportarla hasta el privado Puerto Alumbrera, en Rosario. De allí parte al extranjero el mineral en bruto para ser procesado y refinado.
El proyecto Agua Rica es tres veces mayor y está situado a solo 35 km del depósito Bajo La Alumbrera. La empresa propietaria es BHP Minerals de Australia que controla el 70% de los intereses y el 30% restante pertenece al Grupo Minero Aconcagua S.A., de capitales canadienses. BHP integra desde mediados de 2001 el grupo BHP-Billiton.
Minera Agua Rica está preparando la apertura de una mina de cobre, molibdeno y oro. Ha presentado ante la autoridad de aplicación el informe de impacto ambiental, empezando a construir el año pasado y con intenciones de comenzar el proceso de producción en 2012.

¿Por que el NO a la minería a cielo abierto?

La minería se convirtió en el único sector de la producción que exporta sin obligación de ingresar al país las divisas de sus ventas y son “premiadas” con reintegros del Estado que van del 2.5 al 7.5% de sus exportaciones. Por otra parte, el tratado de Complementación Minera Argentino-Chileno (29/12/97) crea un tercer territorio a lo largo de la cordillera de los Andes y en la zona fronteriza de 100 km de ancho, donde las corporaciones gozan de soberanía, aduana y aeropuertos propios.
Las consecuencias del “extractivismo del Siglo XXI” ya empiezan a ser tan visibles como irremediables. Hoy hay poblaciones en la zona de Belén y Santa María sin acceso al agua potable, ya que el mineraloducto traspasó tres napas de agua. Por otra parte, las enfermedades respiratorias en los niños aumentaron en un 300% en los últimos 5 años. Para el futuro (cuando ya la empresa se vaya) el arsénico liberado a las aguas producirá cáncer y leucemia masiva a la población por el consumo de agua o a través de la cadena alimenticia. Se ha modificado notablemente la economía regional, por la falta de agua o por la contaminación de la misma. Y la población se ha visto desplazada, ya que la práctica de la agricultura en un suelo contaminado es inviable. Catamarca es hoy una provincia desértica, casi sin otro recurso que el oro y, cuando se acabe, nada quedará. Mientras el discurso minero habla de desarrollo y empleo, la actividad minera genera menos del 1% de empleo en la provincia de Catamarca. Y en Andalgalà solo 40 personas de una población de 20000, esta empleado en la minería.


Publicado

en

por

Etiquetas: