«¡Lázaro! Con un mundo socialista volverás»

Spread the love

Ni la lluvia ni el temporal lograron evitar que le rindiéramos el merecido homenaje al querido Lázaro, a dos años de su asesinato. La Regional Oeste, donde siempre militó, y delegaciones de Capital y el Gran Buenos Aires, participamos de un emotivo acto.
Toda la tarde del 20 de febrero fue gris. Hasta la naturaleza le rindió homenaje. Lázaro nunca fue de los que hablaba mucho, ni en colores. Era de esos que siempre estaba en las tareas “grises”. Esas que no figuran en las anécdotas, ni se escriben libros. Esas tareas como arreglar el local, como mantener los paredones con las consignas del partido, llevar la bandera, juntar afiliaciones para presentarnos en las elecciones. Pero que son fundamentales para construir una alternativa socialista. Así era el viejo; y por eso la tarde de su homenaje no podía ser distinta.
El acto lo hicimos contra todos los pronósticos, sobre todo los meteorológicos. Iban llegando compañeros de Merlo, de Moreno, de Juventud, de Matanza, de Capital; todos con la firme convicción de que nada detendría el acto. Y si hacia falta, había que mojarse. Lazaro valía mucho más que unas gotas. Total, “la ropa después se seca”, decían. Por suerte la lluvia aflojó, y cantando contra el gobierno y el MPN, empezamos a agitar nuestras banderas.
Primero habló Jorge, y más de una vez se nos hizo un nudo en la garganta. El militó muchos años con el viejo y lo recordaba con su vitalidad y su pelea continua.
Recordaba que habiéndose jubilado Lázaro, y pudiendo descansar de tantos años de trabajo y de luchar en su sindicato, como buen revolucionario decidió seguir peleando. Durante los ’90 fue parte de ese gran movimiento de jubilados que más de una vez fue vanguardia contra Menem y Cavallo. Después habló Luis Duarte, hijo y compañero. Comentó lo profundo de su ausencia en la familia y sobre todo en nuestra Regional. Pero todo quedó plasmado cuando habló de su “orgullo de ser hijo de un revolucionario”. La emoción nos inundó las pupilas. Los compañeros de Neuquén nos enviaron una carta que fue leída y muy aplaudida. Ellos nos llamaban a seguir el ejemplo de Lázaro.
Cerró el acto el compañero Guillermo Pacagnini de la dirección del MST. El en nombre de la dirección, pidió un compromiso: que militemos; que militemos como Lázaro, que aun después de la muerte, sigue militando. Que militemos para construir una alternativa contra el capitalismo que degrada la condición humana. Que militemos para construir una alternativa socialista, no solo para los argentinos, sino para el género humano. Todos aceptamos ese compromiso, porque Lázaro era eso; “Un militante por el progreso de la humanidad”.

Juan Robles


Publicado

en

por

Etiquetas: