Otra vez la improvisación…

Spread the love

¿Nueva Secundaria?

La presidenta Cristina K anunció con bombos y platillos la implementación de la “nueva” secundaria, aunque de nueva no va a tener nada…
Estamos en presencia de otra cortina de humo del gobierno de los K, quienes nos tienen acostumbrados a anuncios que en la práctica; o nunca se implemen-tan; o son más de lo mismo como va a suceder en este caso.
Una de las cuestiones en que se hace centro es que se vuelve a la vieja secundaria, pero agregando un año más (en Buenos Aires pasará a ser de 6 años la secundaria y 6 la primaria, aunque en otros distritos podría ser 7 años en primaria y 5 secundaria). Cuando los que estamos en el sistema educativo sabemos que esto implica solamente juntar lo que estaba separado, sin ningún cambio estructural.
Sirva de ejemplo que se mueven algunas asignaturas de un año a otro (con algunos cambios en la carga horaria) como si esto fuera un gran logro curricular, pero se lo hace sin ningún tipo de criterio ni didáctico ni pedagógico que lo refrende. Lo que sí trae como consecuencia inmediata son las “reasignaciones” de docentes, peligrando en varias situaciones la estabilidad laboral (incluso hasta cambios de funciones), cuestión que debemos enfrentar defendiendo los derechos docentes.
Lo notable de los anuncios de esta “nueva” secundaria es que aún no llegó a ningún distrito bonaerense -provincia que concentra un tercio del sistema educativo del país y es el segundo en Latinoamérica- la normativa para reconvertir como “escuela secundaria” a ningún establecimiento de las actuales ESB y Polimodal. Es que para que esto suceda deberían estar las respectivas resoluciones de la Dirección de Educación, pero estas brillan por su ausencia.
Esto demuestra contundentemente que en esencia se trata de anuncios mediáticos y que en realidad la burocracia estatal todavía no hizo siquiera lo mínimo que demandaría implementar un proyecto coherente.
Es muy claro que no habrá ningún cambio al servicio de una mejor educación pública si por lo menos no se cumplen dos premisas esenciales: Primero, que se consulte a los verdaderos protagonistas del proceso educativo, a docentes, estudiantes y padres. Segundo, que se realicen las inversiones que puedan garantizar los edificios necesarios y contener los cursos que puedan agregarse en cada “nueva” secundaria, sin llevar a fusiones y cierres ni obligar al traslado de docentes y alumnos a otro edificio, evidenciando un sistema educativo que hace agua por todos lados.
Esto debería demandar la conducción Celeste de SUTEBA y CTERA, pero lamentablemente han dado su aval entusiasta desde un comienzo y hoy sólo se limitan a cuestionar la falta de fondos e infraestructura adecuada, sin organizar la resistencia y una lucha que enfrente este proyecto. Por esto nos oponemos a la “nueva” secundaria y llamamos a enfrentar sus consecuencias, defendiendo los derechos docentes y de la comunidad que se verán afectados.

Fernando Sacarelo
Congresal SUTEBA Lanús


Publicado

en

por

Etiquetas: