24/02 – Jornada Nacional por la inclusión en el programa “Argentina Trabaja”

Spread the love

25 horas de acampe frente al Ministerio

No habíamos partido de Constitución, todavía concentraban las columnas del Norte en el Obelisco y del Oeste en Congreso y ya la prensa hablaba de la movilización de desocupados más importante de los últimos años. No era para menos, ese miércoles 24 alrededor de 15.000 compañeros habían acudido a la cita dispuestos a encontrar una respuesta a nuestros reclamos de inclusión en el “Argentina Trabaja”.


Gustavo Giménez

Éramos muchos y la movida era muy unitaria. Allí estaban junto a nuestro MST Teresa Vive, los compañeros de la CCC, de Barrios de Pie, del Polo Obrero, del Bloque Piquetero Nacional y de 30 organizaciones en lucha. Las organizaciones más grandes del arco no oficialista estaban presentes, de allí la fuerza de la movilización.
También los medios recogían el alcance nacional de la medida, con acciones en 14 provincias y muchas localidades del interior, el reclamo siguiendo la ruta trazada por los cortes del 26 de enero pasado, se nacionalizaba. Por los parlantes los compañeros anunciaban la movilización en Córdoba a la Municipalidad, el acampe en Rosario frente a las oficinas del Ministerio, la acción en Salta Capital y en Salvador Mazza, Embarcación, Orán y Güemes, la movilización bajo la lluvia torrencial en San Miguel de Tucumán, la movilización sanjuanina, etc.
Se palpaba el entusiasmo de los compañeros, pese a que la medida acordada entre todos era por 24 hs. había muchos dispuestos a quedarse hasta que el gobierno de una respuesta positiva a los reclamos. El acampe fue sólido. Muchos compañeros se quedaron a la noche. El corte de la Av. 9 de Julio era total, sin espacios vacíos y también estaban cortadas las calles laterales: Lima y Bernardo de Irigoyen.

El gobierno sintió el golpe

El gobierno, en el medio de varios líos, como la pelea por las comisiones en el Senado, o el fallo de la Cámara Judicial frenando su primer DNU, optó por la táctica del ninguneo. No recibió a las organizaciones, pero tampoco pudo salirles a pegar con fuerza. A duras penas al otro día y una vez levantado el acampe, se conoció un comunicado del Ministerio de Desarrollo Social señalando que el programa no era universal y que dependía de las obras que abrieran las intendencias. También Randazzo, el ministro del interior, se vió obligado ante la requisitoria periodística a señalar que no iban ha hacer nada contra los desocupados que bloqueaban totalmente la 9 de Julio, por que total… igual se iban a ir. (SIC)
Y mientras distintas personalidades y diputados pasaban a saludar, entre ellas nuestra compañera Vilma Ripoll, la ministra Alicia Kirchner organizaba un curso sobre la transparencia del programa con los intendentes. Hasta hubo un periodista radial que salió a señalarle que en vez de dar cursos de transparencia a aquellos intendentes acusados por el manejo clientelar de un plan que no tiene nada de transparente, podía acercarse al acampe y escuchar a los desocupados que le pedían una cita, justamente para hablarle de la falta de transparencia e igualdad de oportunidades del programa.
El gobierno optó por el silencio. Pero no fue una señal de fortaleza. Al contrario, lejos de los tiempos en que Aníbal Fernández salía a cruzar a las movilizaciones de desocupados acusándolas de vagos que no querían laburar, el reclamo de trabajo de las organizaciones, la denuncia del clientelismo por parte del gobierno, de la ruptura de los compromisos hechos por los funcionarios para que los compañeros anotados en Diciembre se capacitarán y cobrarán a la brevedad, era muy difícil de contradecir.

Si no hay respuestas el 16/03 nueva jornada nacional

Los principales diarios que recorrieron varias veces el acampe, reporteando a la gente sencilla, de a pie, que se juntaba junto a las ollas populares, como las del campamento del MST, publicando testimonios incuestionables de muchos compañeros y compañeras cuyo único norte posible es salir a pelear por el derecho a un puesto de trabajo y se les va la vida en poder conseguirlo.
El acampe tuvo pese al silencio de radio inicial un primer resultado. El gobierno se vió obligado a abrir un canal de negociación después de más de un mes con las puertas cerradas. El Clarín del lunes 8/3 también cuenta de realinemientos y crisis internas en el Ministerio, a las cuales la pelea de los desocupados ayudó a poner en evidencia.
Cuando escribimos estas líneas están desarrollándose las primeras conversaciones ofrecidas por el gobierno. Los reclamos centrales: capacitación y cobro a la brevedad de todos los compañeros, levantamiento inmediato de los observados, aparición de las listados completos de los compañeros inscriptos, respeto a las cuadrillas y formación de las cooperativas de los movimientos, regularización de la inscripción en La Matanza, La Plata y plan de apertura en Capital y el interior del país.
Si el gobierno no avanza en respuestas concretas, el próximo martes 16 de marzo, esta agendado en el calendario de todas las organizaciones para continuar el plan de lucha nacional con medidas cada vez más fuertes en reclamo de que todos los compañeros tengan la oportunidad de ser parte del programa Argentina Trabaja.


Publicado

en

por

Etiquetas: