Infiltración al MST en Neuquén

Spread the love

La lista de «servicios»del Batallón 601

El Batallón 601 fue el principal órgano de inteligencia militar en la dictadura. Hace poco se publicó la lista de sus agentes. Así saltó que un “servicio” civil, Raúl Tarifeño, infiltró al PC, luego al MAS y al MST en Neuquén.
Los días 11 y 12 realizaremos la denuncia penal y conferencias de prensa en Buenos Aires y en Neuquén.

El 18 de febrero, la revista Veintitrés publicó la lista de los agentes que “trabajaron” para el Batallón 601 desde 1976 a 1983. No se informa si siguieron luego de esa fecha. La nómina, firmada por el actual Jefe de Inteligencia del Ejército y entregada a la justicia por el Archivo de la Memoria, incluye los nombres de 4.300 personas: 345 militares y resto civiles, de los que 1.599 cumplieron tareas en el batallón y los otros 2.353 en distintos destacamentos y secciones del país. En la lista figura nombre, rango y actividad. El 601 funcionó “legalmente” hasta el 2000, cuando se lo declaró disuelto y -según se dijo- fueron “despedidos” unos 500 agentes.
Con el Decreto Nº 4/2010, la presidenta levantó el secreto de la información del Estado a fin de que se pueda utilizar en las causas contra genocidas. Por eso la lista del 601 se remitió al juez Ariel Lijo en función de una causa y se enviaron listas por otros juicios en La Plata y Santa Fe. Otro archivo voluminoso es el de la DIPBA, la Dirección de Inteligencia de la Provincia de Buenos Aires, que hoy maneja la Comisión Provincial por la Memoria. Estos dos son sólo parte de la enorme cantidad de información sobre la represión que aún se esconde en el aparato del Estado. Que se hagan públicos es un gran triunfo del movimiento por los derechos humanos, que siempre sostuvo que esos registros existían y exigió su apertura para lograr verdad y justicia.

Infiltración a la izquierda

Para sorpresa nuestra, entre los nombres de los agentes civiles que actuaron en el Destacamento 182 (Neuquén) del Batallón 601 apareció el de Raúl Tarifeño, quien desde 1991 militó en nuestra organización hasta que se fue hace dos años. Figura como “agente de reunión de información”, o sea buchón. Pero su “trabajo” no terminó en el ’83…
Tarifeño fue referente vecinal del Barrio 500 Viviendas, en Cutral Có, y se hizo militante y dirigente regional del Partido Comunista. En 1991, y posiblemente a través de la APDH Neuquén, entró al MAS y luego al MST, donde asumió tareas de responsabilidad aunque luego las fue abandonando, hace cuatro años se empezó a alejar y desde el 2008 ya se desvinculó definitivamente.
Esa infiltración contra organizaciones de izquierda muestra con claridad que el aparato de espionaje del 601 no dejó de funcionar con la llegada de la democracia, ni tampoco con la supuesta disolución en el 2000, sino que prosiguió por años. Y esto ocurre precisamente en Neuquén, donde hace dos años sufrimos un duro golpe con el asesinato de nuestro compañero Lázaro Duarte. Por eso exigiremos que se investiguen a fondo todas las implicancias.
Todo esto va saliendo a luz estos días en Neuquén. El periodista cutralqueño Jorge Sabatini aporta más datos en la web 8300, incluido el posible seudónimo de Tarifeño: “Terán” o “Teherán”. Y no es un caso aislado. En la lista del 601 también aparece un médico del Hospital Castro Rendón. En provincias como Río Negro, Santa Fe y Entre Ríos se denuncia a gente que figura en los listados y son ex diputados de los viejos partidos o funcionarios actuales. Es decisivo que todo esto se sepa, se repudie a estos personajes, se investigue la cadena de responsabilidades y se castiguen los delitos, porque esta red de delatores era la que aportaba datos clave, ya sea para “chupar” gente durante la dictadura o para operar contra la izquierda en estos años.

¡Castigo a todos los buchones del 601!

El jueves 11, en nombre del MST, los compañeros Vilma Ripoll y Alejandro Bodart, con el patrocinio de Marcelo Parrilli y los abogados del CADHU, presentan en los Tribunales Federales de Capital una denuncia penal contra el Ejército y el Estado argentino. Responsa-bilizamos a esas instituciones por la infiltración de Tarifeño y todas sus consecuencias.
Exigimos saber qué hacía, qué informaba, a quiénes reportaba y con qué objetivos. Y no sólo él sino los 4.300 “agentes” del 601 deberían ser citados por la justicia, para que declaren todo lo que saben. A su vez el viernes 12, en la ciudad de Neuquén, haremos otra conferencia de prensa con nuestros referentes locales.
El ataque al MST merece la más firme respuesta. Vamos a redoblar nuestra denuncia y nuestra movilización de cara al 24 de Marzo.
Cuando decimos “contra la impunidad de hoy” estamos hablando concretamente de esto: de infiltración a nuestro partido o a cualquier otra organización popular. ¡Castigo a los buchones del Batallón 601! ¡Apertura de todos los archivos! ¡Disolución de la SIDE, los servicios y todo el aparato represivo!

Sobre la infiltración

El Estado burgués y sus fuerzas armadas habitualmente hacen “inteligencia” sobre las organizaciones obreras, de izquierda y revolucionarias. En dictadura y en democracia. Y a mayor influencia del partido, más interés tienen en espiarlo.
Hay muchos antecedentes. Salvando las distancias, pasó en el Partido Bolchevique. Víctor Serge escribió un detallado trabajo sobre la policía secreta zarista y sus agentes provocadores e infiltrados. En su libro El Partido Bolchevique, Pierre Broué relata los casos de Jitomirsky (enlace entre Rusia y los exiliados que le pasaba a la policía todos los materiales que recibía) y de Malinovsky, que entra a la policía en 1910, se une a los bolches en 1911, ayudó a fundar el partido, fue diputado, miembro del Comité Central y del Politburó e informante del jefe de la policía. Cuando luego de tomar el poder se abrieron los archivos y se supo esto, fue fusilado.
Es más conocido el caso del asesinato de León Trotsky. Ramón Mercader, un agente stalinista que se hacía pasar por periodista, con un nombre falso, se infiltró en el círculo íntimo de Trotsky y se ganó la confianza de Silvia Ageloff, una de sus secretarias, con la que mantuvo un «noviazgo» premeditado para planear y concretar el asesinato.

Jueves 11 – 9 hs – Tribunales de Comodoro Py
Vilma Ripoll y Alejandro Bodart presentan la denuncia penal contra el Ejército, con patrocinio de M. Parrilli.

Viernes 12 – 11 hs – Neuquén
Conferencia de prensa de Ripoll y Priscila Ottón
en la sede del SEJUN (La Rioja 486, Neuquén).


Publicado

en

por

Etiquetas: