Megajuicio a genocidas en Tucumán

Spread the love

En medio de escalofriantes relatos de torturas y asesinatos, diferentes testigos fueron demostrando la existencia del campo clandestino de detención Ex Jefatura de Policía de Tucumán, por lo que se acusa a Bussi, Menéndez y 5 genocidas del secuestro, tortura y asesinato de 22 víctimas.
Uno de los testigos más trascendentes en la tercera semana fue Juan Martín Martín, que con su relatos de pesadilla demostró la existencia de dicho centro de tortura transitorio, listas de desaparecidos, la participación de los imputados en sesiones de tortura. Y recalcó sobre Bussi: “Era un ogro, no tenía contacto con los prisioneros más que para golpearlos”.
Así también, otro testigo declaró haber visto a Bussi matar a dos personas a garrotazos.
La tensión en la sala se extendió hacia afuera del tribunal, donde asisten militantes de derechos humanos y de izquierda, que azorados escucharon a una patota de bussistas decir: “¡Viva Bussi! ¡Viva el Operativo Independencia! ¡Dele mi general con los garrotazos, siga matando!”, gritaba uno, megáfono en mano. “Estamos apoyando al general. Gracias a Bussi tenemos la democracia que tenemos”, dijo otro. Hoy los seguidores de Bussi gozan también de total impunidad, haciendo apología del delito.

Se suspendió el juicio hasta el 16 de marzo

El martes 2 de marzo se suspendió el megajuicio, ante el requerimiento de la defensa de Bussi por sus supuestas dolencias y el agravamiento de la enfermedad terminal de Albino M. Zimmermann, que luego fallece.
Quien fuera ex teniente coronel del Ejército a cargo de la Jefatura de Policía de Tucumán entre 1976 y 1977 estaba acusado de brutales crímenes y murió antes de ser condenado.
Quienes luchamos desde hace 35 años por que se conozca toda la verdad del genocidio y del Operativo Independencia, no queremos un punto final biológico. Queremos que los juicios sigan con celeridad, para que sean condenados y se destape la red criminal que la dictadura construyó, y que hoy continúa con un aparato represivo que reprime a los que luchamos contra el mismo modelo económico que aquela dictadura impuso.
Este 24 de marzo, en todo el país, tenemos que impulsar una gran movilización para terminar con la impunidad. Lograr el castigo con cárcel común perpetua y efectiva a todos los genocidas, sus cómplices políticos, civiles y eclesiásticos es una tarea del presente.

Lita Alberstein


Publicado

en

por

Etiquetas: