Como no está segura…

Spread the love

Cristina busca ir por colectora

Ante la crisis que recorre al kirchnerismo, Cristina y el Frente Para la Victoria pretenden imponer las colectoras para disputar por la reelección.


Marcelo Parrilli, diputado de la Ciudad (MST-Nueva Izquierda)

Los medios oficialistas machacan todo el día con el presuntamente amplio triunfo electoral de Cristina Kirchner en una primera vuelta.
Pero más allá de los datos de la realidad que indican un creciente repudio en los sectores asalariados, populares y medios contra el gobierno nacional, las propias maniobras de todo tipo que se han hecho y que se intentan todos los días desde el oficialismo indican que tal fortaleza es más una expresión de deseos que una realidad.
Como ya sabemos, una primera medida destinada a garantizar el bipartidismo y beneficiar al oficialismo, el PJ y la UCR fue la ley de reforma a los partidos políticos que significó la caducidad de la personería de muchísimos partidos, a la vez que obligó a realizar nuevas afiliaciones en todo el país con un sistema extremadamente complicado que dificultó notablemente la tarea. Esto se corona con las “primarias” previstas por la ley para el mes de agosto de este año, en las que todos los partidos debemos lograr una convocatoria interna de al menos 350.000 votantes aun cuando no haya necesidad de efectuarlas por tener una fórmula única.
La sanción por el Congreso y convalidación por la Corte Suprema de esa ley significó un intento de garantizar el sistema bipartidista, pero no cerró el círculo de la trampa. De hecho nuestro partido, el MST logró, con el enorme esfuerzo de todos sus militantes, quebrar el cerco y lograr las personerías para estar presentes en todo el país.

Ante la pérdida de votos, colectora

La ley de partidos políticos tampoco resolvió un problema político más profundo, esto es, la pérdida de votos del oficialismo como consecuencia de su política cada vez más alejada de las necesidades populares. Precisamente por eso ahora se comienza a hablar nuevamente de las llamadas “listas colectoras”.
Este mecanismo que permite a candidatos, por ejemplo a intendente o a gobernador de distintas listas llevar un mismo candidato a presidente, fue combatida en el pasado por el kirchnerismo. Sin embargo, ahora, necesitando reunir votos de cualquier lado, Cristina ha decidido alentarlas ya que espera una tracción al revés: es decir que candidatos a intendentes o gobernadores de otros partidos distintos del PJ la lleven a ella como candidata a presidente, sumando así sus votos.
Pero el camino hacia las colectoras no es un lecho de rosas para Cristina, por cuanto perjudica a los intendentes del PJ. Precisamente por ello ya muchos, en la provincia de Buenos Aires, han comenzado a hacer sentir sus voces en contrario y a criticar duramente a Martín Sabatella, a quien el kirchnerismo pasea por el distrito provincial para tratar de disciplinar a Scioli.
Para el kirchnerismo el triunfo electoral es vital porque es un movimiento que si no triunfa, si no ocupa el Estado y a partir de allí, gobernando, continúa adelante con su proyecto de prebendas y negocios para los amigos, muere, se desintegra.
No solo los intendentes del conurbano o del interior de la provincia de Buenos Aires han hecho sentir su reclamo en contra de las colectoras. También muchos gobernadores, viendo la caída electoral del kirchnerismo, plantean adelantar las elecciones para despegarse de un fracaso a nivel nacional de Cristina. La táctica de jugar con elecciones provinciales juntas o separadas de las nacionales también integra el menú de las maniobras electorales. Incluso, en la provincia de Buenos Aires, De Narváez ya le ha planteado a Scioli que desdoble la elección.

Macri también maniobra

En la ciudad de Buenos Aires, Macri hace maniobras parecidas. En su discurso ha cambiado de fecha las elecciones de la ciudad varias veces, diciendo que las haría a mediados de año, que las adelantaría o, más recientemente, que las juntaría con la elección nacional. Todo esto, por supuesto, supeditado a sus aspiraciones a la presidencia y tratando de encontrar el escenario electoral más favorable.
Por esto plantea modificar la ley electoral que obliga a realizar las elecciones locales separadas de las nacionales por simple mayoría y no por 40 votos como sería necesario. Incluso, avanzando sí sobre la autonomía de la ciudad en este punto, plantea que con la elección local y nacional también se deben unificar la elección de comunas prevista para el 5 de junio. Unificar las fechas con la elecicón presidencial impediría debatir a fondo los problemas de la Ciudad.
Desde el MST en el Movimiento Proyecto Sur venimos dando con éxito la pelea a nivel nacional, junto con las demás fuerzas políticas que integran el Movimiento para superar todas estas trampas y maniobras.
Con o sin colectoras, con elecciones juntas o separadas, la pelea de todos es por hacer crecer nacionalmente esta nueva alternativa política y por Pino Presidente en 2011 para empezar a cambiar la Argentina.

Cristina quiere votos tramposos que le caigan desde el cielo…

Ver nota

Oposición mamarracho


Publicado

en

por

Etiquetas: