Editorial

Spread the love

Recuperar los trenes, recuperar el país

El miércoles 2 de marzo, todos los compañeros y compañeras que integramos el Movimiento Proyecto Sur tenemos un compromiso de honor. Y queremos que conozcas ese compromiso y lo compartas con nosotros.
El 2 a la tarde, frente a la Estación de Retiro en Buenos Aires, realizaremos un gran acto público en donde hablará el compañero Pino Solanas, nuestro candidato a presidente. Será al día siguiente del 1º de marzo, Día del Ferroviario, en conmemoración de un nuevo aniversario de la nacionalización de los ferrocarriles allá por 1948.
Te invitamos a que vengas. Será un acto para plantear con toda firmeza una pelea estratégica y actual al mismo tiempo: la necesidad de recuperar los trenes, como palanca sustancial de un proyecto político, social y cultural para recuperar el país.

Si vos sos de la Capital o del Gran Buenos Aires, conocés de sobra el calvario que significa tomar el tren todos los días. Es padecer amontonamientos, incomodidades de todo tipo, pocas frecuencias, demoras y vagones en estado deplorable e inclusive inseguridad. Viajamos mal, muy mal, como ganado.
Si en cambio vos sos del interior, también conocés los problemas del ferrocarril, pero en ese caso por no tenerlo. Es decir, verse obligado a viajar en micro, que resulta mucho más caro y está más expuesto a accidentes, por trayectos que años atrás unían las vías ferroviarias.
Esto, sin hablar de la tragedia de tantos pequeños pueblos del interior bonaerense o de otras provincias, que quedaron aislados o directamente desaparecieron del mapa cuando a partir de los años ’90 fueron levantados miles de kilómetros de ramales.

Semejante desastre tuvo consecuencias económicas y sociales, medibles en millones de pesos y en miles de despidos. Y hoy nos sigue significando problemas concretos, que siete años de gobierno kirchnerista no han revertido. Ese desguace no cayó del cielo, sino que tiene responsables políticos. Y también cómplices. Es imprescindible denunciarlos con nombre y apellido, y tarde o temprano tendrán que responder por lo que cometieron o dejaron correr.
Pero más que denunciar y criticar, desde el MST, como parte del Movimiento Proyecto Sur, y junto con el compañero Pino Solanas, queremos por sobre todo ofrecerte una salida, una propuesta distinta para cambiar, para dejar atrás y comenzar un camino nuevo que nos permita recuperar un tren para todos, hacia un sistema nacionalizado, eficiente, económico y bajo el control de sus trabajadores y usuarios para evitar la corrupción. En las páginas 4 y 5 de este periódico vas a encontrar los ejes de ese proyecto, que es concreto y posible de llevar adelante.

Porque no es que acá no se puede. No tenemos por qué bancar que todo siga de mal en peor, sin hacer nada. Queremos, y podemos, romper esa cultura derrotista de la resignación con que nos machaca el sistema.
Como usuarios, no tenemos por qué seguir tolerando a concesionarios privados inescrupulosos, que mes a mes reciben subsidios millonarios del Estado -o sea que los pagamos todos nosotros-, pero que no invierten ni un solo peso en los trenes mientras que el servicio que nos dan sigue siendo pésimo.
Como trabajadores, junto a nuestros compañeros ferroviarios que estarán en el acto del 2 en primera fila, no tenemos por qué seguir tolerando, tampoco, a burócratas sindicales eternos como José Pedraza, de la Unión Ferroviaria, que además de manejar curros económicos con las empresas tercerizadas del ferrocarril tienen a su servicio patotas asesinas.
Y como ciudadanos, no tenemos por qué, tampoco, seguir tolerando a gobiernos que permiten esta situación de destrucción y deterioro del sistema ferroviario, con funcionarios de Transporte como Jaime, un corrupto de marca mayor y agente de los empresarios privados, y con organismos de control como la CNRT, que miran para otro lado y lo único que “controlan” son sus coimas. ¡Basta, por favor!

El tren es un servicio cotidiano. Pero a la vez es todo un símbolo del país que hoy tenemos: privatizado, saqueado, desintegrado. No es lo que nos merecemos. Por eso los tenemos que recuperar, al tren y al país, para sacarlos de la postración y echarlos a andar.
Así como las arterias forman un sistema que recorre el cuerpo humano, llevando a todos lados oxígeno y nutrientes para que la máquina pueda funcionar bien, queremos reconstruir un tren con presencia de un extremo a otro del país, que conecte las ciudades y regiones, que lleve a los hombres y mujeres, a las materias primas y los productos que haga falta, en una Argentina puesta de pie, viva, recuperada, para bien de las mayorías y no de unos pocos poderosos.

Junto con Pino, que desde hace años viene profundizando en este tema, te ofrecemos un camino a seguir para recuperar de una vez por todas los trenes para beneficio de nosotros mismos, de todo el pueblo y como una herramienta fundamental de desarrollo nacional. Ese camino se puede recorrer con éxito si juntamos suficientes voluntades, es decir si entre todos acumulamos presencia, fuerza y también votos de cara a las elecciones de octubre. Es una batalla abierta.
Por todas estas razones, compañero, compañera, te invitamos a que el miércoles 2 vengas con nosotros al acto en Retiro y te subas vos también al tren de esta pelea.


Publicado

en

por

Etiquetas: