¿Tren bala o Tren para Todos?

Spread the love

Dos modelos opuestos para dos países en pugna

Hace unos años, con Néstor Kirchner todavía vivo, el gobierno nacional anunció con bombos y platillos que se proponía construir tres líneas de Alta Velocidad. Se trataba del Tren de Alta Velocidad (TAV) entre Córdoba, Rosario y Buenos Aires; el TAV entre Buenos Aires y Mar del Plata y el Tren de Alta Prestación (TAP) a Mendoza. Como botón de muestra decimos que el primero de los TAV se anunció en abril del 2006 y tenía un costo estimado en 1500 millones de dólares. Este sistema permitiría recorrer los 710 kms entre las tres ciudades en poco más de 3 horas. Los otros dos proyectos insumirían una inversión de alrededor de 3 mil millones de dólares más. El efecto mediático que el kirchnerismo intentó generar actuó como bumerang en un pueblo que había superado la ideología noventista del “primer mundo” y que aspiraba a un tren popular y eficiente como alguna vez tuvimos. Los K defienden un modelo ferroviario subsidiado, que actúe además como cobertura de negociados en materia de importación sobrevaluada de material rodante y que en definitiva le garantice el statu quo al bloque político construido desde el 2003 con la Unión Ferroviaria del criminal Pedraza y la CGT de Moyano. El asesinato de Ferreyra, la lucha de los tercerizados del Roca, el sentimiento antiburocrático y antiimperialista de millones, pone en crisis completa este esquema.

Necesitamos un Tren para Todos, para un modelo de país emancipado

Con el 8 % del monto previsto para el Tren Bala se podrían comprar 200 locomotoras; con el 5 % se podrían adquirir 10 mil vagones de todo tipo y con alrededor del 15 % podríamos recuperar 18 mil kilómetros de vías. Es decir: es absolutamente posible con inversión estatal –hoy destinada a corrupción y subsidios- iniciar un revolucionario proceso de recuperación ferroviaria. Está claro, que el Tren para Todos es funcional a un modelo de país opuesto por el vértice al esquema de saqueo, entrega y transnacionalización económica consolidado por el actual gobierno. Por eso, únicamente el Movimiento Proyecto Sur hace suya la bandera de la reconstrucción del sistema ferroviario público y convoca al conjunto del pueblo a encarar esta patriada transformadora.

M.R.


Publicado

en

por

Etiquetas: